¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

jueves, 3 de marzo de 2011

El célebre castillo de Pilas Horras estará enmarcado con una bella obra de jardinería y artística fuente, en el Barrio de SAN BLAS.


El 6 de Octubre de 1959, Melchor Díaz-Pinés Pinés, envío a la Agencia Cifra la siguiente Información periodística.


El que en tiempos de la Reconquista fuera llamado Castillo de Pilas Horras, va a aparecer enmarcado por una bella muestra de jardinería que ejecutará el Ayuntamiento de Manzanares. Esta es la primera fase de las obras de embellecimiento de que se quiere dotar al barrio de San Blas, progenitor de la actual urbe manchega pues en la segunda, se ha de instalar una artística fuente y monumento que perpetúe la memoria de algún preclaro hijo de Manzanares.

Actual rincón del Castillo de Pilas Bonas. Manzanares.
Foto T. Díaz-Pinés.


Esta fortaleza, cargada de historia que según reza la tradición " nunca fue de moros ", tampoco pudieron conquistarla las aguerridas huestes de los Comuneros de Castilla, Padilla, Bravo y Maldonado pues aliadas las fuerzas defensivas del castillo, con las de Daimiel y otros pueblos próximos, impidieron su entrada.

Actual plaza del Castillo de Pilas Bonas y al fondo ermita de San Blas.
Foto T. Díaz-Pinés


Fue baluarte defensivo de la Orden de Calatrava en su extremo sureste contra las incursiones de las fuerzas musulmanas y en más de una ocasión, se encontró aislada de la España cristiana, en esta gran llanura que la rodea.

Actual Plaza, junto al Castillo de Pilas Bonas.
Foto T. Díaz-Pinés.


Aunque con un retraso de siglos, el Ayuntamiento actual quiere rendir tributo de admiración y respeto a estas murallas porque su pasado lo merece. La Plaza del Castillo, ubicada en quizás uno de los barrios más 'castizos' de Manzanares- San Blas -  alejada un tanto del intenso tráfico del Manzanares moderno, será como un remanso donde se recuerden los hechos de armas de sus antepasados, tanto en la Reconquista como en la Guerra de la Independencia porque además, el barrio lo merece sin lugar a dudas.


Una vez al año, el Barrio de San Blas se engalana, se viste de lujo, para celebrar una de las tres lumbres clásicas de Manzanares. Los vecinos, en los días previos, se desplazan hacia las proximidades de la ermita, para depositar gavillas y cualquier material susceptible de ser prendido, en lo que será la gran fiesta del barrio. Son fechas invernales en las que el calor de ese gran fuego, calienta a los manzanareños, mientras los más atrevidos, se aproximan para asar los chorizos y demás viandas y celebrar las fiestas con buen vino tinto de las numerosas bodegas que en Manzanares existen. Las tres lumbres, siempre han tenido gran tradición pero la de San Blas, quizás por ser la última, siempre ofreció un sabor especial. Los vecinos, además, suelen tener mistela preparada para los que les visiten.


Al igual que en las Fiestas ' VIEJAS ' de San Antón y La Paz, el paseillo por las casas del vecindario, que de antaño denominaba ' hacer la carrera ', - de carrera estaban los allí residentes, obligados a obsequiar a los visitantes -  puede significar ser agasajados por los vecinos con los mantecados, perrunillas, bartolillos y rosquillos así como las célebres rosquillas, hechas por los panaderos manzanareños - según tradición - como exponente de generosidad a los visitantes de otros barrios, que acuden a saludar y rezar sus oraciones por San Blas, besar la reliquia y pedirles por las dolencias que les afligen, pues no en vano, cuenta la tradición que el Santo, es muy milagroso y cura todas las afecciones de garganta, siempre que se le pida con devoción y fervor.



1 comentario:

  1. Reproduzco un comentario realizado por Francisco Calero Recuero, realizado en 'Facebook' en el día de la celebración de San Blas de 2013, porque aporta información y tradición a la Fiesta. Me comenta, además, que olvidó decir que la Banda Municipal, dirigida por el ilustre músico manzanareño, Sr. Sánchez-Maroto, acompañaba la procesión del santo. Dice así el manzanareño, Francisco Calero Recuero:
    Yo he vivido muy de cerca la festividad de S. Blas porque estaba de " carrera ",viví en la calle de las Monjas por donde pasaba la procesión y no faltaba la cochura de bartolillos, mantecados,rosquillos...que llevábamos a cocer al horno de Angelín o la Navarra. Recuerdo el bombo de las ánimas con las banderas y la tarta a bendecir a la Parroquia el día anterior que es la Candelaria. Por la noche la lumbre en la puerta de la ermita y los braseros y latas recogiendo las ascuas y al día siguiente S.Blas: la misa, el beso de la reliquia, las rosquillas de pan, los puestos de piñones, castañas pilongas, nueces... La subasta por la tarde con el ""Chato Buqueque " subido en una tarima y levantando para su puja los pollos, racimos de uvas, conejos y todo tipo de productos manchegos. Después, otra vez el bombo con la tarta iba visitando las casa de la carrera y se les obsequiaba con la cochura y una limosna y ellos te dejaban un trozo de tarta. Luego venía la procesión con Tani a la cabeza tirando cohetes y S. Blas en andas mientras mientras la campana de la ermita no dejaba de sonar volteada por los tirones de la cuerda que agarraban los muchachos. Y así, cuando S. Blas entraba en su casa acababa la fiesta. La gente volvía a las suyas y se recordaba el dicho de: S. Antón, La Paz, La Candelaria y S.Blas, despediros muchachas hasta Carnaval.

    ResponderEliminar