¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

miércoles, 20 de mayo de 2015

MANZANARES: Entre dos aguas.


Con la aportación fotográfica y vivencias de unos paisanos manzanareños emigrantes y la del archivo fotográfico de Melchor Díaz-Pinés PInés, he querido recrearme en personas, lugares y hechos del pasado, intercalando instantes actuales de Manzanares, con el ánimo de conseguir ofrecer un audiovisual cargado de recuerdos, logros realizados y bastantes nostalgias.


¡Los resultados son éstos y por intentarlo, que no quede!.



domingo, 17 de mayo de 2015

Lo que ha sido la "II Feria Provincial del Campo" de Manzanares.

El 14 de Agosto de 1962, Melchor Díaz-Pinés Pinés, envió la siguiente información a la Revista ‘CAMPO’ , de Sevilla.


La Mancha toda, ha vibrado por unos días con una emoción sincera, ante el hecho que pasará a la Historia, de la celebración de la "II Feria Provincial del Campo" de la ciudad de Manzanares. Su importancia ha sido tal, que ya puede vanagloriarse esta región, de poseer una de esas grandes manifestaciones feriales que traspasando los límites de lo previsto, llega a adquirir resonancias nacionales.


Esta segunda actuación, como tal Feria de la moderna maquinaria al servicio de la agricultura, la vid y la vinificación, ha revestido unos caracteres de franca singularidad, merced al esfuerzo de un puñado de hombres que han sabido luchar sin descanso por afianzar en algo ya definido, los atisbos que apuntara su primera feria del pasado año. Estos sacrificios culminaron en un éxito tal, que a todos sorprendió, incluso a los mismos organizadores porque, ha sido inesperada la aceptación que el labrador presta a estas nuevas orientaciones de la motorización agraria, que ha de traducirse en realidades tangibles en un plazo inmediato y cuyos beneficios, han de revertir en la simplificación de las tareas y en el abaratamiento de los costos de producción, de lo que tan necesitado se encontraba el agro manchego.

La Feria de Manzanares, estrenaba recinto nuevo porque sus dignas autoridades habíanlo adquirido para estos fines. Se estrenó un soberbio puente sobre el río Azuer, que facilitaba el acceso al recinto y se estrenaban al mismo tiempo energías nuevas, iniciativas y nuevos conceptos organizadores de empresas de este tipo, que han dado resultados totalmente satisfactorios. Desde estas líneas, felicitamos, no solamente a los que sobre el terreno supieron crear este recinto ferial sino también a esas fuerzas ocultas, que como esforzados paladines de tan bella causa, todo lo dieron dentro del más acusado anonimato. A todos, pues, nuestra enhorabuena más efusiva.


Nos place, en nuestra tarea informativa, suministrar algunos detalles de tipo estadístico de lo que la II Feria Provincial del Campo, de Manzanares, ha sido en este año de 1962. A semejanza y estilo de cualquier representación teatral, se levantó el telón y aparecía la escenificación digna de figurar entre certámenes del más elevado rango. Desde el elevado plano del nuevo puente sobre el río Azuer, las perspectivas eran deslumbradoras y las autoridades que procedieron a la inauguración, quedaron maravillados. No era para menos, pues estaban puestos en juego, en primer lugar, una organización perfecta, unos terrenos bien urbanizados, modernísimos stands, cumplido servicio eléctrico y telefónico que, en volumen, había costado la Comisión Organizadora, cerca de 5 millones de pesetas.  Únase a esto, el valor en venta del material expuesto, que se aproximaba a los setenta millones de pesetas y podrá darse cuenta el lector, de la importancia de esta Feria de Manzanares.

El Sindicato de la Vid no podía estar ajeno a estos trajines, por lo que tan directamente afecta a sus negocios y desde el primer momento, como un solo hombre, se pusieron a la incondicional disposición del Sr. Alcalde y diversas Comisiones nombradas al efecto. Respondió el Sindicato del Vino, por supuesto, aprestándose a la construcción del Pabellón representativo, a su financiación y sostenimiento y más que todo, a la elección de las bellezas femeninas que darían realce con su juventud y armonía de líneas, a todos los actos de la Feria. Resultó elegida ‘Zagala Mayor’, la Srta. María Teresa Corchado Enriquez de la Orden, que recibió la Banda de manos de su antecesora en el reinado, Srta. Loli Saldaña Peña. Nombráronse al mismo tiempo las ‘Zagalillas’ de Honor, nombramientos que recayeron con toda justicia sobre las morenas bellezas de Merce Rodriguez, Mimi Ochoa, Antoñita Rodriguez y Toñi Fernández.


De esta hermanada cooperación del Sindicato de la Vid, no es difícil augurar horizontes muy esperanzadores para un devenir inmediato, puestas las miras en ese Mercado Común Europeo que puede marcar nuevas rutas a los industriales del vino ya que, sin ningún esfuerzo puede la Mancha – y muy cumplidamente – pasar a ser exportadora directa de sus caldos, más allá de las fronteras. Este hecho, ha de imprimir a estos negocios del vino un nuevo ritmo muy esperanzador.

Y como joya más preciada de la clausura de este segundo certamen manzanareño, hay que hacer resaltar el brillantísimo desfile que de maquinaria y aperos se realizó en la Av. de Cristóbal Colón y en la que participaron cerca de ciento cincuenta vehículos, que en los días anteriores, habían estado expuestos en la Feria. La cabalgata ocupaba más de dos kilómetros de carretera, observándose grandes cosechadoras, abonadoras y un sin fin de novísima maquinaria que ha sido muy acogida en los medios correspondientes.

En este desfile de maquinaria y por la Zagala Mayor y Zagalillas, fueron entregados los trofeos de los diferentes concursos desarrollados durante la Feria, tales como habilidad en las labores y manejabilidad del tractor, premios a los mejores stands, ganadería y otros. Copas, donadas por los Organismos provinciales, Medallas de oro, plata y bronce, diplomas y otras distinciones, se entregaron a los campeones, entre aplausos del respetable.

Y lo que es de mayor trascendencia en el aspecto económico, es la cifra global de ventas realizadas en esta II Feria Provncial del Campo, superando los 42 millones de pesetas, sin tener en cuenta que como producto de esta exhibición ferial, han de incrementarse estos números extraordinariamente. Hechos y cifras, son detalles que convencen, sin más comentarios.

miércoles, 13 de mayo de 2015

Os hablo desde la tierra del Quijote de la Mancha.

En una de las entradas de este 'blog', se mencionaba la colaboración de Melchor Díaz-Pinés Pinés con la revista francesa "Le Moniteur Vinicole", de Paris, al objeto de informar sobre los vinos de la región manchega. Desgraciadamente, esos artículos están muy deteriorados y apenas son legibles para poder reproducirlos, además de carecer de interés puesto que se habla mucho de la climatología en cada momento de la crónica y de la cotizaciones de los vinos viejos y nuevos. No obstante, he recuperado de otra carpeta el primer artículo enviado a París, en Julio de 1962, en el que Melchor prepara a los lectores, situando y dando a conocer a los franceses la región española de La Mancha.

Reproduzco el contenido:

Sirva este modesto escrito,como un saludo pleno de buenos deseos para los hombres y los campos de viñas del muy querido pueblo francés. Esta salutación, efusiva cien por cien, os llega desde La Mancha, la tierra por la que el universalmente conocido Don Quijote y su fiel escudero Sancho Panza, desarrollaran sus correrías y hazañas, en defensa siempre de los ideales de justicia y ventura del ser humano.


La Mancha, no es una país o una región imaginaria, es una región que es toda una realidad, con sus pueblos sencillos establecidos en una dilatada llanura de la Meseta Central, con altitudes que oscilan entre los 600 y los 700 metros sobre el nivel del mar. Tiene extensísimos campos de cepas en los que predomina la uva blanca sobre la de color, sus molinos de viento como castillos en el dilatado horizonte, que vigilan el quehacer de estos hombres que trabajan con ahínco por el engrandecimiento de sus haciendas y que son hombres de carne y hueso como todos los del orbe, con sus vicios y virtudes, entre las que deben destacarse su admirable espíritu de trabajo, su honradez y hombría de bien.

Esta Mancha, como tal región, carece de límites bien caracterizados y definidos. Historiadores de todas las épocas, están de acuerdo en conceder que la región manchega abarca la casi totalidad de la provincia de Ciudad Real y reducidas zonas de las provincias de Cuenca, Toledo y Albacete. Su clima, recoge la máxima irregularidad entre las regiones españolas pues, a inviernos eminentemente fríos, registrándose mínimas temperaturas con sus nevadas y escarchas en los meses de Diciembre a marzo, corresponde luego unos veranos, con calores tórridos de cuarenta grados centígrados en los meses de Junio, Julio y Agosto.

Estas exageradas condiciones climatológicas, impiden que la Mancha pueda ser pródiga en cultivos que son comunes a otras regiones españolas de clima más benigno. Su actividad, queda reducida al viñedo - que es la primera productora de la nación - al cereal triguero y de pienso, al cultivo del olivar, el azafrán y algunos cultivos exóticos de reciente aclimatación como el arroz, el algodón, la remolacha y el maíz y se puede decir, sin vanagloria, que dentro de las pocos favorables condiciones del clima, ha conseguido varios records de producción en materia cerealista, pues descontado queda que en el aspecto vinícola, lo consigue en todo año normal de producción.



En su paisaje, impresionantemente llano, de kilómetros y más kilómetros en los que la vista se pierde en busca del alejado horizonte, te encuentras en la Mancha, visitante amigo de allende el Pirineo. Su entorno, es como un mar en el que los majuelos viñeros forman ondulaciones que semejan las olas de un verde océano de suaves y monorítmicos movimientos. De ese mar, se conseguirán luego verdaderos torrentes de vino, que podrían inundar medio mundo. Esos vinos, tan ricos en alcohol pero, de una finura de paladar que no suelen tener otros llamados vinos finos por antonomasia, son los vinos "machos" de España. Son vinos de reconocida firmeza, naturalmente vigorosos porque su privilegiado sol les imprimió este don inigualable que incluso, se presta propicio para el mejoramiento de otros vinos más débiles de constitución, mediante mezclas o "coupage", en buen decir francés.

Esta región manchega, produce vinos blancos y tintos. Hoy predomina el blanco porque al tinto le afectó grandemente la filoxera, pero ambos tipos de vino, gozan de idéntica calidad y gozan del favor del público por su sabor perfectamente definidos, su pureza y color, llegando a tal altura esta predilección, que con pequeñas variantes, pueden convertirse en vinos de mesa, para copeo, embotellados y a granel, sin faltar el llamado "marisquero" que, como su nombre indica, va estupendamente para tomarlo con esos productos del mar. Sus vinos dulces no le van a la zaga en el favor que el consumidor le presta y se elaboran en la Mancha unos vinos de Misa, que recorren el mundo en todas las direcciones.

Encajando el momento actual, ha de decirse que como consecuencia de agentes nocivos a la vid, tales como el oídium, el míldiu, la oruga Piral y las tormentas, el mercado vinícola ha experimentado una reacción en sus cotizaciones que han repercutido muy sensiblemente en el mercado nacional. Se sabe también que las existencias están muy mermadas y que con dificultad, podrá llegarse al final de la campaña. De ahí que las consecuencias hayan repercutido en las cotizaciones, que se encuentran entre las 26 y las 26,50 pesetas héctógrado, con tendencia firme y alcista en bodegas.

Ya informaremos periódicamente y mientras tanto, haremos popular el dicho de "Francia y España, unidas por la causa del vino"...¡Bébalo usted!.

Manzanares, Julio de 1962.





domingo, 10 de mayo de 2015

MEMBRILLA: Solemnidad de las Fiestas religiosas y profanas, en honor de su santo Patrón, Santiago el Mayor.

El 23 de Julio de 1959, Melchor Díaz-Pinés Pinés, redactó la siguiente información para la Agencia Nacional de Noticias, CIFRA, fechada en MEMBRILLA.


Las citadas fiestas en la villa de MEMBRILLA, vienen celebrándose desde el año 1243, en cuyo año y por sentencia del Rey San Fernando, quedara definitivamente agregada esta villa al Campo de Montiel. Llegó a tener ocho regimientos perpetuos y desde el siglo XIV, que contaba con quinientos vecinos, llega en la actualidad a superar los diez mil habitantes.


Su antigua Parroquia de Santiago, fue comprendida en la Concordia de 1245 y el curato rentaba en el siglo XV, 220 ducados. En el año 1468, era Cura Rector Frey Alfonso Fernández de Villamayor, Abad del Páramo y Montiel.

Como avanzada del Campo de Montiel, siempre estuvo aliada esta villa a la Orden de Calatrava. La mutua ayuda contra el musulmán invasor, la obediencia a los Maestres, la recíproca hospitalidad y sufragios anuales por los difuntos -  "Para que sus ánimas sean soltadas" - fueron así mismo, decretados con el beneplácito de los Reyes de Castilla.

Es tradicional esta Fiesta que atrae a esta villa muchos nativos y curiosos y como broche glorioso de la festividad, que suspende toda actividad, incluso agrícola, tiene lugar la solemne procesión del Apóstol Santiago desde el Cerro del Espino, donde se encuentra el antiguo Castillo del Tocón, hasta la villa, entre el regocijo y devoción de los vecinos. Las tradiciones militares se renuevan cada año, con el mayor espíritu de patriotismo.