¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

martes, 26 de enero de 2016

39). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES, 1912: "EN LA MURALLA DE MANZANARES: "DE LA "CASA DEL SANTO".... AL CASTILLO"

“El reportero, todavía impresionado por la observación de esa reliquia histórica del Manzanares medieval que es “La Casa del Santo”, al salir de nuevo a la calle para continuar la ruta de la muralla de Manzanares, no puede por menos que volver la vista hacia su balconcillo, para “fijarlo en su memoria” como lo que realmente es, un autentico icono de este pueblo icónico, y porque sabe, además, que es la única estructura urbana de esa antiquísima y desparecida muralla de Manzanares que ha sobrevivido al tiempo y a la depredación humana”…

Una vez en la esquina de la “calle del Doctor” con la “segunda vuelta de Empedrada”, contempla como D. Cosme, -que no se había dado cuenta del estado absorto en que había caido este que lo es, su compañero de paseo-, ha recorrido ya el pequeño tramo de esa “segunda vuelta de Monjas”, y esta ya en la calle Empedrada….Al apreciar este hecho, el cronista aligera sus pasos y, en unos segundos, esta otra vez junto a D. Cosme, quien le señala con la mano el siguiente tramo de las callejuelas donde estuvo la muralla de Manzanares… y que, en esta mañana abrileña y primaveral, están recorriendo y “reviviendo” para conocimientos de todos ustedes, queridos lectores de estas crónicas…

“Don Cosme me comenta que, este tramo de la “monda de las murallas”, en el que vamos a entrar, es conocido en el pueblo como “calle de la Iglesia”, por lo que enseguida vamos a saber”… A la entrada de esta callejuela, y a la izquierda según venimos, se encuentra una de las industrias que el reportero ha visitado ya durante estos días de estancia en Manzanares, la próspera ferretería de D. Bernardino Ruiz-Elvira, establecimiento que “tiene de todo” en lo que concierne a su ramo industrial y que seguro tendrá un futuro perdurable por la laboriosidad y predisposición comercial de su afable dueño… pero bueno, hoy, estamos para otra cosa, y esta ferretería no estaba aquí en tiempos de la muralla… 

Círculo Católico Obrero.


Continuando el camino, ya dentro de esta “calle de la Iglesia”, encontramos enseguida, y a la derecha, las lumbreras de una bodega; en cuyas portadas se inicia la primera curva a la izquierda de la citada callejuela que así terminará por abocar, y acabarse, en la calle Ancha, con la que hace su última esquina esta calle de la Iglesia….y un poco antes, D. Cosme se detiene un momento… y me comenta: “En esta casa que usted ve, -y me señala una casa con apariencia de vivienda normal-… “en su interior, resta aún, y separado por unos tabiques de rasillas, el espacio y restos donde estuvo ubicada la primitiva Iglesia parroquial de este Lugar de Manzanares, a primeros del Siglo XVI, mientras se construía y terminaba, en 1.521, la actual y monumental Iglesia Parroquial, a la que enseguida hemos de llegar, y cuya mole y su esbelta Torre, ya se atisban desde esta curva de la callejuela, a unos cincuenta metros más allá”…. “Al encontrarse las dos iglesias en el mismo tramo, sigue D. Cosme, y una de ellas haber desaparecido hace varios siglos, la gente suele interpretar que el nombre de calle de la Iglesia es por la nueva parroquial, cuando, en realidad, se le dio ese nombre por la Antigua, y ya inexistente”… “detalle de interés para usted y para sus lectores, y sorpresa para muchos de este pueblo que lo desconocen”… El Sr. Cosme llama a las puertas de esta casa y, su dueña, nos muestra, unos instantes después, en el interior de la misma, y al otro lado de los tabiques antes mencionados, el lugar donde estuvo esa que fue Antigua parroquia, de la que ya no queda nada, aunque… con algo de imaginación y ensueño, como hace un rato en la Casa del Santo, uno puede llegar a reproducir mentalmente como fue… Salimos a continuar el camino, y el Sr Cosme, comenta que… “quizá sería apropiado, para deshacer esta mala interpretación, colocar una placa en la fachada de la casa, advirtiendo al paseante de su antiguo contenido, y “recrear”, así, mejor todavía, que se encuentra caminando por un tramo de ese cercado que estamos siguiendo”…. 
Calle de la Hoz.

Casi enfrente de esta casa de la Vieja Iglesia, 8 o 10 metros más adelante, aparece a los ojos de los dos paseantes, un callejón que, me cuenta D. Cosme,… “fue la Portada Norte de las Murallas”… y en su esquina, a los pares, encontramos una de las más prestigiadas fraguas de Manzanares,… “la que fue, sigue el Sr Cosme, de José González-Calero y Enrique; constructor de una famosa bomba de agua, para el entonces Servicio de Incendio a principios del Siglo XX” … “Además, fue el forjador de la barandilla que tienen los palcos de la Plaza de Toros, que tuvo usted ocasión de conocer el otro día”…
 
Y es así que termina este tramo de la calle de la Iglesia, en la calle Ancha, dejando a nuestra izquierda el recién inaugurado Círculo Católico y la imponente Parroquial de Manzanares… Cruzando esta arteria del pueblo, llamada calle Ancha, al frente, y en el camino a recorrer, tenemos el genuino “Callejón de la Hoz”, que, en su primer tramo recto, remedaría la empuñadura de la hoz, para, unos metros más abajo, curvarse a la izquierda, en lo que constituiría la primera parte de la hoja de una hoz, y que, siguiendo esa curva, alcanza la “calle le de la Cárcel”... “En este preciso cruce de la calle de la Cárcel, Don Cosme me señala el zaguán y la galería de la llamada "POSADILLA", inmueble que, por su corral, se comunicaba, con una Fragua, para facilitar el arreglo de las carretas y herraduras equinas de quien transitaba por Manzanares… Cruzamos la calle de la Cárcel, siguiendo la callejuela curvada que tenemos enfrente, que sigue llamándose de la misma manera que el anterior tramo, aunque algunos la conocen como “calle de la gata”… y que fue parte de esa muralla de Manzanares, y razón por la cual nos interesa hoy… Así, finalmente, y tras cruzar la llamada “calle de San Isidro”, los paseantes abocan a una coqueta plazuela, donde estuvo la tercera y última Puerta de esas Murallas, la Puerta de Poniente… Esta plaza es conocida por todos en Manzanares, como “Plaza del Matadero”, porque, allí, en la parte opuesta adonde ahora mismo están los caminantes, se aprecia la fachada de un gran corralón, que -me dice D. Cosme- fue el “Matadero Viejo” de este pueblo, hasta la inauguración del actual, llamado por ello Matadero Nuevo, en 1.906…


En la esquina izquierda del callejón de la hoz, o “calle de la gata”, (a preferencia de ustedes), con la Plaza del Matadero, se encuentra la bonita casa de los Miñano, donde, según me dice el Sr. Cosme, tuvo su sede el Ayuntamiento de la Villa de Manzanares, antes de ser trasladado a la Plaza de la Parroquial… Del mismo modo, antes de su nueva ubicación en la misma Plaza Mayor de este pueblo, también estuvo aquí, en esta Plazuela del Matadero, el mercado de Manzanares” …Y los caminantes cruzan en linea recta el ancho de esta Plaza del Matadero Viejo… y llegan hasta su fachada, y, al final de la misma se encuentra el último tramo curvo por donde pasaron las murallas de este pueblo, Este tramo de callejuela, conocido hoy como “calle del Matadero”, por las razones que ustedes supondrán…aboca a la Calle del Carmen… y, a nuestra izquierda, y enfrente, deja a la vista el Palacio del Marquesado de Salinas, y a nuestra derecha, y al fondo, la silueta superior de la Torre del Homenaje del Castillo de Manzanares, engullida entre las mismas casas donde iniciamos el camino... y que, ahora, nos indican que lo hemos terminado de recorrer. En una mañana, hemos sido capaces de rememorar una historia más de este increíble pueblo… la historia de la que, en otro tiempo pasado, que ya no volverá, fue la Muralla de Manzanares 


No hay comentarios:

Publicar un comentario