¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

viernes, 29 de enero de 2016

41). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES 1912: EN LA CALLE DEL CARMEN: EL MARQUESADO DE SALINAS….

Y los dos caminantes, caminan ya por la calle del Carmen, comenzando a dejar atrás sus dos primeros edificios históricos,.... pero, enseguida, D. Cosme advierte al reportero,:..

“En esta calle por la que vamos, casi todas las casas tienen su pequeña o gran historia”.. “Por ejemplo, lindando con lo que fue hospital de Altagracia estaba, en el Siglo XVIII, la vivienda del Conde de Sevilla la Nueva, un importante aristócrata de la época, que fue famoso en su tiempo por tener en esta, su casa de Manzanares, el llamado Pozo de la Nieve; un depósito subterráneo de unos tres metros de diámetro y ocho o nueve de profundidad, excavado en el subsuelo, donde almacenaba la nieve que caía en el invierno, para ponerla a la venta en épocas de estío, a fin de ser utilizada como conservante de los alimentos”… “en cierta manera, dice D. Cosme, fue la primera “fabrica de hielo” de Manzanares”… “Hoy, todo esto es propiedad de los Marqueses de Salinas, que han ido extendiendo su mansión, desde su casa original, que veremos enseguida, hasta la misma Plaza del Castillo, y en todo ese terreno piensan instalar una gran bodega, un Jaraíz y todos los elementos que precisa el trabajo de la uva, antes de •concretarse en vino”. 

Enfrente, y formando la esquina de Carmen con Matadero”…-continua D. Cosme- “ese enorme caserón de grandes portadas que ve usted ahí, también pertenece a la familia Salinas, en realidad toda esa manzana formó parte del convento de los carmelitas, que ahí tenían sus jardines y corrales”…. “Pero bueno ya llegamos a su casa principal, la Casa-Palacio del Marquesado de Salinas… estamos ya observando su fachada, dice D. Cosme, cuando, tras avanzar unos pasos más, nos encontramos, efectivamente, delante de una larga fachada, donde puede verse un pórtico sencillo de piedra, y, sobre su balcón, los escudos y blasones de los linajes Chacón y Salinas y de éste último, también un escudo en la esquina”… “El reportero, admira la decoración de la puerta principal, la majestuosidad de su rejas y balcones, que están como elevados sobre ménsulas y, a la vez, cobijados por unas bonitas cornisas”…


“Y entonces, el destino y la oportunidad, “pequeños duendes”, capaces de cambiar una historia en cualquier momento, van a cambiar la historia de este paseo y de este relato…no íbamos a pasar de largo de esta casa!!”… “De repente, la puerta de la casa se abre, y, ante nosotros, aparece un hombre alto y recio que saluda a D. Cosme… Es uno de los mayorales de la Casa, conocido de mi erudito acompañante que, enterado, de mi actividad, nos dice…. “Pues verán ustedes, han tenido suerte, los marqueses y su hija están de viaje en Madrid… y como yo soy, ahora, uno de los que he quedado al encargo de la casa, les voy a dejar verla un poco por dentro… que vendrá bien al marquesado y a Manzanares un poco de publicidad”… “los paseantes no están dispuestos a cuestionar la propuesta y, con un intercambio de miradas, se muestran encantados de la oferta”… “La suerte y el destino están con quien esto escribe y con todos ustedes”... “Seguimos, pues, al mayoral… y accedemos a la mansión, donde tras un magnífico hall,. entramos a un gran patio interior manchego de columnas de piedra, con arcadas de medio punto rebajado, construidas en ladrillo, y una planta superior también de columnas de piedra sobre balaustrada… Admiramos esa planta baja… y el mayoral y una de las doncellas, nos muestran, después, algunas habitaciones de la casa, todas sobrias y con muebles de estilo castellano y bonitos cortinajes, alguno bordado con el escudo familiar. En todos los cuartos apreciamos grandes riquezas en cuadros, tapices y otros objetos ornamentales de evidente valor … 
Nos enseñan un amplio comedor y algún salón del mismo estilo… y hasta el oratorio privado de los marqueses”…. “El Mayoral nos cuenta, y D. Cosme lo corrobora, que esta Casa-Palacio “integró” en su terreno hace tiempo una de las más antiguas Ermitas que hubo en el pueblo, “La ermita de San Sebastían”, algo que se puede apreciar perfectamente en la esquina de la fachada del edificio y en las portadas que se conservan de lo que fue la sacristía de dicha ermita”…. Finalmente, a petición nuestra, el mayoral nos muestra, por dentro, los terrenos de lo que fue antiguo hospital de Altagracia, adquiridos por el marquesado para construir una gran bodega y también habilitados con los elementos necesarios para los trabajos de la uva en su transformación a vino… 



Salimos del Palacio de Salinas, para reanudar la marcha, y es entonces cuando D. Cosme decide contarme algo más de este marquesado y de su trayectoria en Manzanares… Y me cuenta… “La historia de este título nobiliario va muy unida a la de esta ciudad y de las fundaciones que se llevaron a cabo en ella, de las que aún perviven algunas”. Por ejemplo, El Convento del Carmen, que vimos hace un momento, fue debido a su magnificencia en tiempos de Felipe IV…. Y. bajo este mismo reinado, le fue dada licencia a Dña. María de Salinas, viuda de D. Juan Cristóbal de Berlín, para edificar en la Parroquia de la Asunción una capilla dedicada a Santa Teresa de Jesús, en la que, desde entonces, se efectuaron los enterramientos de esta linajuda familia". "Esta capilla estuvo dotada de mil ducados de renta anual, para el sostenimiento de tres capellanes de los que uno, tenía que enseñar Gramática y otro Teología Moral a los estudiantes que aspiraran al sacerdocio".. "Los marqueses de Salinas han sido, y son, aunque en tiempos recientes, con el actual marqués D. Agatino Chacón de Salinas y Castelli, Quinto Marqués de Salinas y Duque de Sorrentino, han perdido bastante de su patrimonio"...

"A pesar de todo, aun ahora son los propietarios de muchas tierras del municipio dedicadas a la agricultura. Disponen y explotan del mayor molino de agua del pueblo, situado en la “madre nueva” del río Azuer, y que usted ya conoce y, como acabamos de ver, se preparan para una industrialización vinícola”…. 


“Don Agatino, también fue muy importante en el proceso que dotó a su pueblo la luz eléctrica, fundando el 13 de Abril de 1894 la compañía Termoeléctrica de Manzanares, de la que formó parte el célebre inventor del submarino D. Isaac Peral, y también cedió, a finales del Siglo pasado, el uso del yacimiento de agua de la Fuente de Siles a nuestra ciudad de Manzanares, donde la Empresa “Aguas de Siles”, propiedad del marquesado, explota para uso de todo el pueblo las ricas aguas del manantial allí existente, que usted y yo tenemos pendiente de reconocer en una próxima visita” . “Buen aficionado a los toros, vendió los terrenos donde se construyó el coso taurino de este pueblo, que también ya conoce usted, donde tiene reservado siempre el palco principal, al lado de la presidencia” …
“La heredera de todo este emporio y linaje -continua-, es la única hija de los marqueses, Doña Manuela Chacón de Salinas y del Forcallo, que será Sexta Marquesa de Salinas, y que nació, aquí, en Manzanares, en 1893”... “Salimos a la calle del Carmen y, antes de abandonar el marquesado, contemplamos una vez más, la magnífica fachada del edificio, fijándonos de nuevo en los escudos y blasones que la adornan… intentando que queden grabados en nuestra memoria visual”… “Caminamos un trecho hacia la Plaza, y Don Cosme se detiene ante un edificio, situado en la acera de enfrente al del marquesado de Salinas”…Y me dice, “si la casa que acabamos de ver ha merecido una crónica, esta a la que llegamos, la “Casa de los Merinos”, tiene suficiente historia para otro relato”… 


“Así pues, como nunca desdigo a D. Cosme en estas cosas, aquí termina la presente…para dar salida a la próxima”...


No hay comentarios:

Publicar un comentario