¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

martes, 16 de febrero de 2016

47). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES, 1912: POR LA CALLE DEL DOCTOR

…Y de las leyendas del Monasterio de las Franciscanas, los paseantes van a volver a la realidad legendaria de Manzanares….Y allí, donde están, contemplando todavía ese Monasterio Mariano, D. Cosme hace dirigir la mirada del cronista al magnifico caserón solariego que esquinéa la Calle Villarreal, con el siguiente tramo de la calle Monjas que lleva al camino de La Solana…

 Y me dice, “Esa bonita casa solariega de grandes dimensiones, pertenece a la Familia Tello, de gran tradición y abolengo en este pueblo…y, ellos, junto a otra de las grandes familias que gestaron parte de la historia de este pueblo, los Quesada, dueños del Mayorazgo de Manzanares, y cuya mansión -me recuerda-, tuvo usted, amigo reportero, la ocasión de conocer el otro día, allá en la esquina de la calle que lleva el nombre de su patrimonio con la calle Ancha-, ….fueron los mecenas y los promotores de este Monasterio que vamos a dejar atrás…dicho quede para concluir lo que usted escriba acerca de su historia”… “Y continué usted conmigo, me dice D. Cosme, instándome a recorrer toda la Plazuela, hasta su esquina con la calle paralela a Monjas”…. Llegados a ese punto, me dice,… “Mi dilecto amigo, esta calle que, desde aquí, avanza hasta su final en la calle del Carmen, justo cuando ésta última aboca en la Plaza de la Constitución,… y que vamos a recorrer ahora, es otra calle histórica y tradicional, que forma parte básica del casco histórico de Manzanares”… “Esta calle, continua D. Cosme, se llama “calle del Doctor”, en reconocimiento a la ingente y prolífica labor, en pró de la salud manzanareña, desarrollada por el Dr. Francisco Jimeno, médico titular de Manzanares hacia mediados del siglo XVIII”,… “y al que me parece oportuno y de justicia nombrar aquí, para que usted lo plasme en su relato, ya que su identidad, que da nombre a la calle, es desconocida por muchos de los paisanos y futuros lectores de sus crónicas”….“y es bueno que se sepa, dada la costumbre a cambiar la titulación de las vías urbanas por parte de las autoridades” … “de hecho, esta calle se llamó antes “calle del teatro”, aludiendo, sin duda, al recientemente extinto pequeño teatro Calderón, que quedaba, y veremos enseguida, al final de la misma,… y que hoy queda “engullido” entre las dependencias del Consistorio de este pueblo, conformando las Consultas de la Beneficencia, de las que es médico responsable nuestro egregio paisano y amigo de ambos, Don Bernardino Torres”… “Pienso, dice D. Cosme, que el título de “Doctor Francisco Jimeno”, reflejaría exactamente el nombre de esta calle, en base a la idea inicial de los que se la dieron, pues de mantenerse el título genérico de “Doctor”, será muy tentador para alcaldes venideros, añadirle el apellido de algún futuro prohombre de la medicina, con suficiente merito, sin duda , pero “escondiendo” a la historia a quien, verdaderamente, se dio el nombre de esta calle”… “El reportero ha escuchado a D. Cosme, y piensa que, como casi siempre, lo que dice es muy juicioso y razonable…y, quizá premonitorio, de lo que podría acontecer en el futuro”… 


D. Blas Tello.
“Pero bueno, estas cuitas se salen del objeto del relato, dice Don Cosme, ahora procede volver a ello,... que es el de seguir contándoles lo más destacable de este casco histórico de Manzanares”… “Y allí, en el inicio de la calle del Doctor, contemplamos en la acera izquierda, la entrada a la Iglesia del Monasterio que hemos relatado antes, con espadaña y campanario encimando su fachada”… “y, entramos en ella, para contemplar su bonito retablo, coronado por el Sagrado Corazón de Jesús, y que, en su centro, tiene a María Inmaculada, flanqueada por Santa Beatríz de Silva, fundadora de la Orden de las Franciscanas Descalzas, y por la imagen de San Francisco”… “Debajo queda un bonito Sagrario con el Santísimo, titular del convento, y resulta muy destacable el relieve del altar, representando la Santa Cena”…. “También es visible el coro, desde donde las monjitas atienden la misa, los preceptos y los cánticos”…. 


“Y salimos de nuevo a la calle, dejando atrás el convento, hasta llegar a donde se cruza con la “segunda vuelta de monjas”… “y, allí, el reportero reconoce, sin necesidad ya de que se lo aclare D. Cosme, incólume al tiempo, la “Casa del Santo”, la más antigua del pueblo, conservada en el que fue su estado original, cuando estaba integrada en la desaparecida muralla de este pueblo increíble, allá por el Siglo XIV”,… “Ahí esta su “balconcillo”, emblema imperecedero de este pueblo de cuentos e historias interminables, para que, una vez más se fije en nuestras retinas, ávidas de historias recientes y de otros tiempos”… “y, enfrente, el inmueble llamado “Casa de la Posada”, uno de los alojamientos más reconocibles y ponderados de este pueblo, para quien lo transita”… 

“y, siguiendo la calle, en lo que de la misma ya quedaba dentro de las murallas, de nuevo casas solariegas de doble planta y estilo manchego, que “no le quitan pinta”, de bonitas y bien construidas que están, a las que hemos conocido en la calle Monjas, y que son acogida y morada de muchas nobles familias de esta localidad”… “Un comercio de tejidos, una sastrería, el inconfundible aroma de una bodega, y alguna que otra fragua, según avanzamos la calle Doctor, siguen hablándonos de las actividades básicas que jalonan la historia e historias de progreso y de humanidad de este pueblo magnífico”…

 “Y, llegados a la esquina con la calle del Pósito, a nuestra izquierda, y en el cruce de esa calle con Monjas, se atisba de nuevo esa impresionante “Casa de los Leones”, que ya hemos conocido”,… “y, frente a nosotros, pasada la esquina, la acera de la izquierda se prolonga hasta su final, que queda a nuestra vista, en la calle del Carmen”, mientras que, la acera de la derecha, queda cortada en Pósito, dejando un pequeño espacio abierto, en cuyo fondo, y a modo de chaflán, incluido ya en el inmueble del Consistorio, me dice ahora D. Cosme, estuvo ubicado, como le comenté hace un momento, el recientemente cerrado Teatro Calderón, icono del arte del espectáculo y de las conferencias de este pueblo, hasta que el colosal “Gran Teatro”, vino a certificar su defunción”…. “Ahora, esas dependencias, estarán dedicadas a la asistencia sanitaria benéfica de los pobres de este pueblo, que, como tiene de todo, pues también tiene pobres”… 

“Y así, conocida y recorrida esta histórica calle, terminamos este nuevo relato, para que pueda dar pie al siguiente, y a los que tengan que llegar, hasta que conozcamos fielmente todo lo más relevante de este casco histórico tan rico de Manzanares”….


No hay comentarios:

Publicar un comentario