¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

martes, 16 de agosto de 2016

93). RELATOS PEDROVILLARROEL. MANZANARES 1912: APRENDIENDO NORMAS DE URBANISMO


“Acabamos de conocer, inicia Don Cosme el relato, cómo Manzanares tuvo un crecimiento urbanístico inconmensurable en su particular “Siglo de Oro”…pero, querido reportero, aquí se puede decir con propiedad, y en dicho de nunca mejor dicho, aquello de que ”no es oro todo lo que reluce”…“Ese desmesurado proceso de crecimiento urbano, sobre todo en sus inicios, tuvo mucho y bastante de anarquía y de problemas”…


“El descomunal aumento en unos pocos años de la actividad económica y comercial, y en un poblado que, entonces, era todavía de un tamaño bastante pequeño, dio lugar, más pronto que tarde, a muchas protestas y quejas de los vecinos, ante la creciente dificultad que encontraban para circular por el nuevo casco urbano… y a la algarabía que comenzó a resultar cotidiana en una aldea muy tranquila hasta entonces”. …

“Y eso sucedía, y era así, por diferentes causas y razones de distinta enjundia y solución” “Por un lado, muchas calles se diseñaron excesivamente estrechas y poco adaptadas a las distintas actividades comerciales e industriales que estaban desarrollándose con una gran rapidez en Manzanares… y que requerían de su exposición al público para su venta”….. “Por eso, la constante ocupación de esas vías urbanas y plazas públicas -ya de por si muy exiguas- por los puestos y tenderetes,.. que colocaban, en cualquier sitio que encontraban los tenderos y comerciantes….y el escaso cumplimiento de otras normas urbanísticas elementales, a la hora de hacer calles y viviendas, comenzó a originar problemas bastante importantes a la economía local y a la convivencia ciudadana”…. 

C/ Ancha.
“Y gran parte de esa anarquía urbana, había comenzado dos siglos antes, como ya se contó en estos relatos, sigue D. Cosme, y me refiero, claro está, al momento en que las gentes de Manzanares decidieron, por cuenta y riesgo, demoler la muralla que definía los límites del primigenio casco urbano de la antigua aldea”.. .“Aquellos paisanos, no solo derribaron el cercado, sino que reutilizaron sus piedras de manera precipitada, y con muy poco rigor en el orden urbano, para nuevas construcciones… incluso, se aprovecharon restos y partes de sus muros para cimentar, sustentar o apoyar, en ellos, las nuevas casas que se construyeron, sin norma alguna que controlase esas actuaciones y, en algunos puntos del pueblo, eso resaltaba como dificultad para las nuevas construcciones próximas, dos siglos después”. “Pero estaba claro que nuestros paisanos del XVI, todavía no habían aprendido de aquella experiencia….quizá, como reminiscencia de aquel comportamiento de sus antepasados, o por el propio carácter emprendedor y decidido que siempre caracterizó a las gentes de Manzanares, lo cierto fue que, en los primeros años de aquel transformador siglo XVI, los “herederos” de la aldea amurallada, decidieron de nuevo, y una vez más,… por si mismos, y “sin encomendarse ni a Dios ni al diablo”, iniciar muchas de las nuevas construcciones del nuevo ensanche que tuvo lugar en Manzanares durante su “siglo de oro”…. 

“Y eso motivo que, ese desarrollo urbanístico, resultase bastante anárquico, sobre todo en sus comienzos,… lo que, sin más remedio ni dilación, llevó a la Orden de Calatrava a poner, y valga la redundancia, querido reportero, “orden en el asunto”… 
“Por todo ello, sigue D. Cosme con su diserto, en el año de gracia de 1540, durante la estancia en Manzanares de los visitadores calatravos… que habían venido hasta esta Villa de Manzanares, para observar y controlar el estado y el avance de las obras existentes en casi todo el pueblo… estos observadores debieron quedar sorprendidos, y no de forma grata precisamente, del desparpajo y heterodoxidad de los manzagatos en la manera cómo estaban construyendo y levantando sus casas y sus tiendas”…

C/ de la Hoz.


“Y, ante lo presenciado, dictaron de inmediato unas normas urbanísticas, de obligado cumplimiento, con ánimo de rectificar algunos de los desmanes urbanísticos observados, en las calles y casas, que habían provocado, “por su poco conocimiento”, nuestros impetuosos antepasados, en los primeros años de la expansión urbana de Manzanares”… 

“Y es bueno, continua D. Cosme su perorata, que usted sepa, aquí y ahora, para que luego también lo conozcan sus lectores, que esas normas de construcción, conllevaron la primera y auténtica regularización urbana que tuvo Manzanares”… “Fue la primera vez en que el rigor y el conocimiento arquitectónico se aplicó en Manzanares, aunque eso no tiene mucho de extraño, por que en casi todas las villas y lugares del hispano territorio ocurrió más o menos lo mismo y, más o menos, en los mismos tiempos”… 

“Y vale la pena, por su curiosidad, y por que quedaron escritas…y, por tanto, son historia y no leyenda, que yo le deje a usted, ahora, parte de aquellas normas que esos visitadores calatravos dictaron a las autoridades manzagatas y a sus vecinos”. ..
“Aquellos visitadores, y muy en concreto, los que pasaron a la historia escrita de aquellos episodios en nuestro pueblo, Don Frey Iñigo de Ayala y Don Frey Alonso Ortiz, indicaron, por ejemplo, ante los que sus asombrados ojos observaron en Manzanares , cuando aquí llegaron”…lo siguiente:

"questa villa se va poblando e augmentando vecinos cada día" y los que se van haciendo casas "no quieren dar de sus tierras lo que es menester para calles y si lo dan es lo menos que ellos pueden y a los precios que quieren"….

Este hecho, seguían comentando, condicionaba todo el espacio urbano de la localidad y, además de hacerse contra toda lógica constructiva, se estaba haciendo en contra de las leyes del Reino de España, lo que, ciertamente, no era baladí, aunque se tratase de Manzanares (dice con sorna D. Cosme)…y, por todo esto, los citados visitadores, remataban este que fue su primer escrito a este respecto de normativas urbanas, de la siguiente manera:

"porque la justicia puede tomar para hazer calle publica de cualquier casa o heredad de vezino la cantidad que para ello juera menester".
“El proceso regulador que quedó establecido, desde entonces, tenía todas las garantías precisas para que las construcciones se desarrollasen según el ordenamiento dictado….los vecinos, por ejemplo, eran quienes elegían dos personas… “reconocidas, de criterio y de “buena ley”… que, bajo juramento, tasaban el valor del terreno a ocupar, para la concreta construcción que allí se pretendiera….pagando luego el Concejo, a sus dueños, la cantidad acordada”. 
“Como otra norma de carácter general, y ante la estrechez en que habían quedado muchas de las nuevas vías urbanas, por la “usura” con que bastantes paisanos “aumentaron” los metros cuadrados de sus viviendas adyacentes,… me ha parecido oportuno que traiga usted al relato, por su curiosidad y valor histórico, el como los visitadores plasmaron en sus escritos y normas, como habría de regularse el tamaño (anchura) de las calles,… ordenando lo que sigue:…



"que de aquí en adelante se ovieren de hazer sean de treinta y cinco o cuarenta pies de ancho, que quepan dos carros holgadamente uno que vaya y otro que venga"… 
“Es decir, sigue Don Cosme, con su conocida sorna y retranca….también por primera vez, se decidió que por las calles de este pueblo las gentes y los carros, circularan tal cual su voluntad decidiera, en una o en otra dirección… y sin chocarse!!,…. termina su ocurrencia D. Cosme con una risotada”.

Y quede aquí terminada, amigo reportero, la presente crónica…que ha sido ya de bastante para hacer ver su propósito, el como, momento y manera en que las cosas del arte de la construcción y el urbanismo, empezaron a tener un punto de rigor técnico…dicho en manzagato….que, a partir de entonces, se hicieron “con conocimiento”…

Y queden, para siguientes relatos, algunas otras curiosidades sobre este proceso de construcción de aquel “nuevo Manzanares” del Siglo de Oro


No hay comentarios:

Publicar un comentario