¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

domingo, 15 de mayo de 2016

76). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES 1912…UN CASTILLO EN CONSTRUCCIÖN.



“Y referida ya la manera en que se decidió la construcción del Castillo de este pueblo, aquí, en este altozano que pisan ahora mismo los paseantes… y, también, sabido…el cómo, y por qué, se le llamó “Manzanares”… que, simple, y seguramente, fue usar el mismo término con el que los “indígenas” conocían al sitio donde le estaba destinado el crecer… llega el momento en que el Sr. Cosme nos ilustre acerca de como se fue haciendo, en este altozano sobre la vega del Azuer, ese Castillo de Manzanares…


“Don Cosme, como siempre, afronta el nuevo interrogante con su disposición habitual, e inicia el disertamiento que dará cuerpo al presente relato”... 
“Pues verá, querido relator, ya sabe usted que cuando aquí llegaron los primeros calatravos, los habitantes que encontraron en estas tierras de “Argamasiella so la membriella” o de “Argamasiella de Pilas Horras”, que tanto monta, eran un mestizaje humano de celtiberos, romanos, godos, musulmanes y algún que otro intrépido castellano viejo, que se hubiera aventurado, en años posteriores a la batalla de las Navas de Tolosa, a descender desde Toledo, y recalar aquí, en estas tierras fértiles de la vega del Azuer, durante esos azarosos y transicionales tiempos de la reconquista cristiana de estos territorios”… 

“Y, todo parece indicar, que debió ser casi inmediato a esa otra decisiva fecha de nuestra historia local, ese 4 Septiembre de 1239, cuando en el Castillo del Tocón se decide la reordenación y nuevo reparto de territorios de las Ordenes de Calatrava, Santiago y San Juan,… que se comenzó a elevar aquí, en esta Plazuela, el Castillo de Manzanares”…

”Y es que, amigo cronista, a los nuevos dueños calatravos, les urgía llevar a cabo la obra de este castillo, porque las relaciones entre las tres Ordenes religiosas ya citadas, no eran, en absoluto, buenas, siendo frecuentes, entre ellas, los conflictos y disputas por tierras y otras propiedades, que, a veces, degeneraban en pequeñas batallas o escarceos militares”. 

“Por todo ello, continua D. Cosme, fue muy inteligente por parte de los nuevos regidores calatravos, integrar a las gentes mestizas que se encontraron allí, haciéndoles ver el Castillo a construir como algo propio, que les serviría, a la vez, como defensa de la escasa tierra y pequeñas propiedades que tenían en sus modestísimas viviendas y cuevas de la vega del Azuer y del “Cerro del Moro”... y  también, como ocasional sitio de refugio para ellos, sus enseres y sus rebaños, en el hipotético caso de una inundación del Azuer en el invierno, o de si se produjesen ataques de bandidos o malhechores que, en aquellos turbulentos y descontrolados tiempos de transición de la reconquista cristiana, merodeaban con bastante frecuencia, a sus anchas, por los vastos espacios del Reyno de Castilla”… 

“Con este argumentario, toda esa “población indígena” se mostró de inmediato proclive a colaborar con los nuevos regidores calatravos e, incluso, probable y seguramente, a petición de ellos mismos, participó como “mano de obra” en la construcción del Castillo”... 


“No cabe ninguna duda, además, por la importancia y magnitud de las obras que habrían de realizarse, que se trasladarían hasta aquí, numerosos obreros y artesanos, en una gran parte venidos del norte… de Toledo y pueblos aledaños, que habían sido reconquistados con anterioridad… y también, más que seguro, alguno de los “maestros de obras” calatravos, más reputados en este arte de la construcción de Castillos, dado el magnífico ejemplar de fortaleza que, finalmente, tuvo Manzanares” … 
”En cualquier caso, esa suma de población indígena y gentes norteñas, casi con total seguridad, fueron quienes hicieron nuestro Castillo, en 5 o 6 años de trabajos intensos”…, “No quedo escrita, ni cantada en poemas, pero es imaginable la febril actividad diaria que se debió vivir en el escenario y entornos próximos de esta plazuela durante esos años”,…. “Las idas y venidas de los obreros y artesanos, la traída, hasta aquí, de los materiales de construcción en carros y carretas, la fabricación de los tapiales y otros elementos constructivos, en los hornos y fraguas de pequeños talleres improvisados en este altozano,... la “plantación” de los andamios… y, luego, la progresiva construcción ascendente del amurallado, de su almenado, de la Torre del Homenaje, de los patios interiores y de los elementos vivideros de sus contornos, de las bodegas y almacenes, que habrían de dar soporte a la vida de los moradores del Castillo…. para, al final, otorgar a los que lo hicieron, primeros habitantes del incipiente Lugar, la magnífica visión y contemplación de ese su espléndido Castillo, ese icono primigenio del Lugar, construido por ellos mismos, que se erguía y elevaba brillantemente, ante sus ojos, hasta los límpidos y azules cielos de Manzanares”…

“Y, es seguro también, como esos obreros y artesanos fueron construyendo, a la vez, en el entorno de esta plazuela, sus viviendas provisionales, pequeñas chabolas que, sirviéndoles de habitáculo y descanso, al final de los trabajos diarios en la construcción del Castillo, se convirtieron, de hecho, en el primer núcleo humano y poblacional del que habría de ser futuro Lugar de Manzanares, que se iría conformando, poco a poco, en torno y siguiendo, un eje viario principal que hoy conocemos como Calle del Carmen”…

“Pero, antes de llegar a eso,… lo primero de todo, fue este Castillo, primer elemento urbano del Lugar”…y claro, como usted bien sabe, la arquitectura es algo que me gusta bastante y, es claro, que la de este Castillo me interesa particularmente, al ser, como va dicho, el primer inmueble que se construyó en esta Villa”…

Foto de 'El Zaque'


”Y de todo lo escrito sobre su configuración de primeros tiempos, cotejado con su actual estructura, que, “engullida” entre las casas que están a la vista, no ha sido especialmente dañada, se puede deducir, de una manera bastante aproximada, como era en sus inicios y como fue evolucionando hasta llegar a su estado actual”…


Y, continua D. Cosme, lo que nos ha llegado de la historia del Castillo de Manzanares, acerca de su construcción y estructura de primeros tiempos, es que las obras debieron tener lugar, muy probablemente, y como mucho, entre los años 40 a 60 de la tercera centuria del Siglo XIII y, aunque no dejo nunca de remodelarse, a lo largo de los siglos,… a la obra inicial, que “dio a la luz” un Castillo de Manzanares, más o menos terminado y completo, cabe darle, como va de sabido, una estimación temporal de unos 5 o 6 años”.. “Ese Castillo, concluido, debió ser imponente,… constituía, y constituye, un espléndido ejemplo de la arquitectura militar del Siglo XIII, al formal estilo Calatravo”…. “Hoy día, aun se pueden contemplar, perfectamente, sus magníficas y potentes arcadas ojivales y, también, sus espléndidas crucerías góticas, que están muy bien conservadas en varias de sus estancias interiores,… y que muestran todos los característicos rasgos y formas de la arquitectura cisterciense clásica” …



“De geometría cuadrangular, el Castillo de Manzanares fue construido, como la mayoría de inmuebles importantes de aquella época, mediante tapiales; es decir: a base de una mezcla de barro, paja, cal, piedra y arena… Su configuración inicial, con el paso del tiempo, y como va dicho, sufrió muchas obras y remodelaciones, para ir adaptando sus funciones y habitáculos a los tiempos que el primigenio Lugar, y posterior Villa de Manzanares, fue viviendo en su devenir histórico”… “Sin embargo, desde su inicio, y a diferencia de otros, este Castillo de Manzanares, hecho cuando el peligro moro estaba muy atenuado, fue más allá de una simple construcción militar, fue ya reflejo de una forma de vivir social más estable y organizada”. “Por este motivo, se proyectó en su interior todo lo necesario para resistir un asedio militar, si fuese menester, al tiempo que se habilitaron espacios para recibir los tributos que los repobladores aportarían, en virtud del vasallaje propio de una sociedad feudal organizada y funcionante en sus elementos productivos”… “El Castillo tuvo, pues, desde sus inicios, una doble utilidad: militar y fiscal”… “ y, quizá, puede considerársele desde su construcción, y con más propiedad histórica, “casa fuerte” o “casa de Encomienda”, pues como tal se puede entender, más apropiadamente, su estructura final”… “De hecho, los elementos militares fueron siempre poco relevantes, más pensando en la defensa de posibles altercados y pequeñas revueltas locales, que en la defensa concienzuda de una frontera, atacada por ejércitos organizados.. No, nuestro castillo no nació para defender la frontera cristiana, que se encontraba ya muchos kilómetros al sur. Nació, para albergar una pequeña guarnición, de unas doce lanzas, más o menos, y también con una función económica muy destacada, puesto que se convirtió, desde sus primeros tiempos, en silo y almacén de tributos”.
Foto de 'El Zaque'



“Esta dicotomía de organización económica de la población y del territorio, propio de las Encomiendas, combinada con estructuras de seguridad militar, son, pues, hechos claves para comprender la estructuración final del Castillo de Manzanares, que se concretó, por lo tanto, en un inmueble adelantado a la propia evolución que habría de alcanzar el Lugar”. “Antes de serlo, los constructores diseñaron en las “entrañas” del Castillo las estructuras necesarias para la administración y control de una Encomienda”…”Seguramente, lo hicieron así por que los regidores calatravos advirtieron, nada más llegar aquí, con suficiente claridad, el emprendimiento y la actitud de las gentes que encontraron en la zona, además de la riqueza y posibilidades de desarrollo agropecuario que ofertaba la fértil vega del Azuer y la privilegiada situación del solar de Manzanares, en una encrucijada de caminos y veredas ganaderas, que entrelazaban los cuatro puntos cardinales de la península ibérica".

“Y demos por acabado aquí, el relato, concluye D. Cosme, dejando para el siguiente la descripción detallada de cómo era y fue ese Castillo de Manzanares por dentro y por fuera".


No hay comentarios:

Publicar un comentario