¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

miércoles, 1 de junio de 2016

81). RELATOS PEDROVILLARROEL.MANZANARES 1912: DE MURALLA A MONDA


“Y es ahora que mi ilustrado acompañante me recuerda las incógnitas que rodearon el devenir histórico de la muralla de Manzanares.. y que han de servir para darle cuerpo a este nuevo relato,….y es que, Don Cosme, me anuncia que va a utilizarla, para ejemplificar con ella lo que nos quiere decir... como los elementos puramente defensivos del casco urbano del Lugar de Manzanares, tanto el Castillo como la muralla, perdieron pronto sentido, ya que los “ataques” a nuestro patrimonio no tuvieron lugar en el poblado, si no en sus ricos terrenos aledaños, como ya vamos sabiendo”…

”Esos terrenos que conformaron la Encomienda que el acuerdo del Tocón adjudicó al Lugar de Manzanares, y que no fueron respetados por las villas próximas, que “pilleaban” de ellos todo lo que podían, aduciendo que carecían de dueño, ya que no reconocían entidad propia a nuestro Lugar, ni capacidad de dominio sobre él a nuestros lugareños, haciendo caso omiso de los acuerdos del Tocón…


“Y como nadie fue capaz, en la historia de la humanidad, de “poner puertas al campo”… para hacer frente a este problema, continua Don Cosme,… durante todo el Siglo XV, los concejos de Manzanares, como va de sabido y dicho en un relato anterior, viéronse obligados a instar de manera pertinaz a su regiduría calatraveña, para que procediera al amojonamiento claro y concreto de todos los condominios de su Encomienda, hasta que lo lograron en esa histórica fecha del 10 de octubre de 1480”. 

“Queda asi “dibujado”, para usted y sus lectores, sigue Don Cosme, “un estado de cosas manzagatas en el Siglo XV”… que dirigió la mayoría de la acciones y esfuerzos de nuestros munícipes a solucionar ese problema de entidad e identidad jurídico-administrativa, en detrimento de otros elementos de pura defensa militar del poblado”…

”Así, las cosas, a la par que los habitáculos dedicados en el Castillo a tareas de control y administración de la Encomienda fueron ganando espacios, a costa de los elementos militares del primer tiempo… a la muralla le sucedió algo parecido, pero más intenso, tanto que llegó a desaparecer de la faz del Lugar de Manzanares, en un periodo tan corto como dos siglos, dando sentido al título que usted dará a este relato”... “Ciertamente, sigue don Cosme, el poblado nunca fue atacado en esos tiempos, ni por los ya alejados almorávides, ni por próximos castellanos amantes de lo ajeno”, pero lo que si sucedió es que el Lugar atrajo, por sus riquezas y fortificación, a muchos inmigrantes, que incrementaron rápidamente su población, dejando pequeño el interior de las murallas para tanta gente como llegó aquí con ánimo de quedarse”…. “Eso, y la tradicional capacidad de acogida que caracterizó siempre a las magníficas gentes de Manzanares, desde sus orígenes, convirtió pronto en “manzagatos de derecho y ley” a toda esa población inmigrante”….


“Posiblemente, al final del Siglo XIV, sigue Don Cosme con su vibrante verbo, el interior de la muralla ya se había quedado sin cabida vivencial para tamaña cantidad de nuevos paisanos, de tal modo que la muralla, que dejo pronto de tener valor en el sentido defensivo, se convirtió en un “corsé”, que impedía la expansión y el necesario crecimiento del Lugar de Manzanares”… “Y no debió pasar mucho tiempo, para que esa inquebrantable voluntad de los lugareños de aquel Manzanares, con la que decidieron construirla en 1352, les acompañara pronto, y con la misma determinación, para hacerla desaparecer, cuando se convirtió en una rémora para su crecimiento”…

“Y, como va dicho”, en solo dos siglos se consumó el proceso “de muralla a monda” que titula el relato,… proceso del que hay suerte de refrendo por haber quedado escrito, en su principio y final”…y que, por su interés histórico, le dejó aquí, amigo cronista, tal cual nos llegó para la posteridad y el conocimiento de nuestra historia”...

En un primer documento, con data en 1352, se decía lo lo siguiente: 
“que seáis obligados de cercar el dicho lugar de Manzanares en estos dichos cinco años que nos vos facemos esta merced la cual cerca habéis de facer en derredor del dicho lugar por el lugar que nos el dicho Maestre e vos los dichos procuradores e concejo lo […] e medimos que fallamos por la dicha medida que montan quinientos e treinta tapias el primer cerco en derredor del dicho lugar e habéis de hacer la dicha cerca en esta manera, el primero año que será en la era de XCI años que fagades el cimiento en derredor del logar que sea fecho de cal e de piedra de una tapia en alto e en los otros cuatro años primeros siguientes que fagades en derredor del dicho lugar el adarve de cuatro tapias en alto de buena tapia gruesa de tierra e otra tapia angosta encima que sea antepecho e encima sus almenas en que los dichos cuatros años que fagades cada año una tapia en derredor del dicho lugar e el postrimero año que fagades el dicho antepecho e almenas e que fagades encima del dicho adarve todo en derredor el suelo de cal e de arena fasta dos palmos en alto e le fagades el ala de losas por do vierta el agua fuera del dicho adarve e la marca del cimiento e de las tapias gruesas que sean tan anchas como el adarve del castiello del dicho lugar e que aya cada tapia en alto cinco palmos e otrosí que fagades las saeteras de las tapias que […] fueren de cal e de arena e que fagades tres puertas en la dicha cerca por do entren e salgan al lugar do entendieren que más complieran en guisa que todas estas labores e cada una de ellas sean bien fechas e acabadas de cada uno de los dichos cinco años”.

“Y, solo algo más de dos siglos después, en 1579, y en las Relaciones Topográficas que Felipe II ordenó redactar a todos las villas de España, nuestro notables ratificaron que la muralla de Manzanares se había tranformado en “monda” con la siguiente afirmación:
“ el sitio y asiento de esta villa es tierra llana y no tiene ningunas cercas aunque antiguamente siendo la villa pequeña lo solía tener”
“Y esa desaparición de la muralla, redunda Don Cosme, debió ser muy inmediata a la fecha en que se proyectó en la primera mitad del Siglo XIV, porque, a lo largo de esos dos siglos, ninguno de los “visitadores” de la Orden de Calatrava, que periódicamente pasaban por Manzanares y escribían cosas de nuestra evolución urbana y financiera, dijeron nada acerca de una muralla… que, si nos atenemos a como debió haber quedado en base a su proyecto, no pudo pasar inadvertida sin mención alguna, caso de haberse mantenido mucho tiempo en pie”… “Quizá la caída en desgracia ante el Rey Pedro I, del Maestre Nuñez de Prado en 1354, paralizó definitivamente la construcción del cercado de Manzanares, cuando solo levantaba un metro…no lo sabemos hoy, ni seguramente mañana…. pues, cuando nada hay escrito, la historia es leyenda como usted bien sabe mi querido amigo…pero lo que si sabemos es que, más grande o más pequeña, la determinación y sentido práctico de las gentes de Manzanares fue quien decidió su monda…y aunque eso tampoco quedó escrito, la lógica histórica nos dice que debió ser determinante”.


“Y quede, así, concluido este relato, que da elocuencia suficiente a su pretensión….que no ha sido otra que explicitar como los intrépidos pobladores del Lugar de Manzanares, decidieron enseguida, ya desde los pretéritos tiempos del Siglo XV, y por voluntad propia, dedicar sus máximos esfuerzos a crecer como pueblo, renunciando a quedarse a la retaguardia de un corsé amurallado”…. “Las gentes de Manzanares no fueron hechas para quedar constreñidas en una cárcel de piedra”



No hay comentarios:

Publicar un comentario