¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

domingo, 15 de octubre de 2017

134. RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES 1912: AZUER…RENACE LA GUERRA DEL AGUA..

“Cuando todo parecía indicar que el conflicto de las aguas del Azuer había quedado resuelto, la fuerza incontenible de la naturaleza… y la fuerza interesada de la condición humana, pronto vinieron a demostrar que no era así….comienza de este modo, Don Cosme, a dar contenido a este nuevo relato”…. 

“La construcción hidráulica de Alonso de Arenas apaciguó los ánimos unos años en el conflicto por las aguas del Azuer, pero las disputas renacieron en 1615, de modo muy parecido a lo acontecido 40 años antes”.. “A esta oportunidad y año, sigue D, Cosme, el bueno de D. Sebastían Gómez de Rabadán, había dejado de ser el dueño del Molino Grande, en favor de Fernández de Salinas, alcaide del Castillo de Manzanares, y hombre fuerte del segundo marqués de Velada, Gómez Dávila y Toledo, quien, a la sazón, había sido nombrado Comendador de Manzanares en 1596”… 

“Una vez más, y como ocurre en cualquier historia que atañe a los humanos, habrá usted de comprobar muy pronto, continua Don Cosme, que las personalidades de estos dos personajes, sus ambiciones e intereses y su relación con el poder, resultarían decisivas en la evolución de este conflicto del Azuer ”…. 

“Y así fue que, en los primeros años del Siglo XVII, el nuevo propietario del Molino Grande, mucho más cercano a las realidades terrenales que su antecesor, estaba muy preocupado ante la progresiva carencia de agua en su molino, que había disminuido considerablemente su capacidad de producción”… “Fernández de Salinas, investigó la causa y, en 1615, denunció a los dueños de las parcelas próximas a su molino, cuando comprobó que habían roto el caz del mismo, desviando el agua a sus quiñones”… “Días después, los demandados defendieron su derecho a las aguas del Azuer, con estos argumentos:…primero, por la necesidad de hacerlo….“porque si no se obieran rregado, estuvieren secos los trigos como se a visto por espiriençia”;…. segundo, y según ellos, “por el poco perjuicio que eso causaba a los molineros”....y, finalmente, porque era práctica avalada por sentencias previas, ya que:… “era costumbre inmemorial el romperse [el río] por esa parte”…. para permitir el paso temporal del agua en dirección a las huertas”. 

“Sin embargo -sigue Don Cosme- los regantes omitieron al tribunal, ladina e interesadamente, referirse a la construcción que, 27 años atrás, realizó Alonso de Arenas, para compatibilizar el agua de tierras y molinos…y actuaron de ese modo, aprovechando que la acequia del rio, la alcantarilla principal y gran parte de las obras del citado Alonso de Arenas, habían sido destruidas o inutilizadas por la fuerza de la naturaleza (en un año que la historia no nos dejó especificado) a causa de una gran crecida del Azuer…. teniendo la esperanza que, ante ese hecho de causa natural, nadie pondría impedimentos a que se retomase por ellos, como de hecho así hicieron, la antigua costumbre y método de utilización del agua del rio, por la necesidad perentoria y cotidiana del líquido elemento para el mantenimiento de sus tierras de cultivo”…. “y lo lograron en un primer momento, pues la jurisprudencia de la Cabeza del Partido en Almagro, estimó positivamente esos considerandos… hasta que, en su alegato, (perfectamente estudiado en tiempo y formas), Fernández de Salinas, adujo la sentencia de 1577…..y argumentó, además, que había existido una dejación interesada, a la hora de reparar la acequia y la alcantarilla, después del desastre de la crecida del rio… lo que pareció, a ojos del procurador del alcaide... 


“un manifiesto incumplimiento del mandato al que venían obligadas todas las partes del conflicto, en lo concerniente al mantenimiento de las obras hidráulicas que se habían realizado, para dar cumplimiento al contenido de la dicha sentencia”…. “El demandante –sigue D. Cosme- recordó al tribunal que la resolución jurídica de 1577, reconocía derechos sobre el agua del Azuer a los dueños de tierras y quiñones, pero también a los molineros…y que, precisamente, la construcción de la alcantarilla, aparte venir obligada en la sentencia, había sido decisiva para dar satisfacción a todas las partes del conflicto, cuando estuvo funcionante”… “En sus consideraciones, recordó, y se refirió también, a que, meses antes de la sentencia de 1577, por iniciativa de la Orden de Calatrava…“se probeyo auto por don Fernando Carrillo Osorio y frey Jeronimo Triviño, visitadores generales de la horden de Calatrava, en que mandaron que en la parte donde enpieza el dicho caz se hiciese una alcantarilla por la qual pudiese pasar el agua que se toma de la açequia del rio Açuel, que esta mas arriba del dicho caz, para que con ella se rregasen las heredades que ay desde la puente del camino de Almagro asta el molino del dicho don Pedro, con lo qual se rregaban bastantemente sin perjuicio de la molienda y sin que fuese necesario açer roturas por otra parte”….por lo que solicitaba, además, la reparación inmediata de los daños conferidos al caz de su molino”… 

“Don Pedro, continuaba, en su bien estudiado alegato, haciendo referencia a que:…
“y en ejecuçion de dicho auto se hizo repartimiento entre todos los dueños de las dichas heredades para açer la dicha alcantarilla y con efecto se hiço”… 

“En función de todo ello, Fernández de Salinas concluía aducíendo que… “la sentencia dejaba claro que sólo podía regarse a través de la alcantarilla y no por medio de nuevas roturaciones”.. y que así se había aceptado por las partes, hasta que... “el dicho río Açuel se llevó la dicha alcantarilla”…. “Y como las partes contrarias están obligadas a azerla a su costa conforme al dicho auto de visita, por escusarse del gasto en tornar a açerla, an pretendido suplirle a costa de mis partes con las dichas rroturas, de que le a resultado tan gran daño que no solo le quitan la molienda absolutamente sino que la parte donde las an echo quedan tan sentidas que, aunque se an çerrado, no quedan fijas ni con la fortaleza que estaba antes ni lo estaran en más de zien años, porque se rrezuma el agua como por cosa reçien echa”…. 

Toda esta argumentación supuso un vuelco total en el proceso…el alcaide Fernández de Salinas, respaldado ante el Consejo por su valedor y Comendador de Manzanares, Marques de Velada, no solo había demostrado la inoperancia y desidia de los regantes en la reparación y mantenimiento de las estructuras hidráulicas que distribuían el agua, sino también, y mucho más grave, hizo ver al tribunal que, con esa actitud, los regantes habían incumplido la sentencia previa que les obligaba a ello, intentando, además, ocultarla a la consideración del tribunal”…. “Sin duda, eso fue decisivo en el curso posterior del proceso -continua Don Cosme-,…mucho más, cuando los testigos presentados Fernández de Salinas ratificaron todo lo dicho”… “Entre los dichos testigos, destacó la declaración de Don Sebastián Muñoz Rabadán, (hijo del anterior dueño del molino, y que planteó la demanda de 1577), quien confirmó que… “gracias a las mejoras en el caz, el molino —de dos piedras— podía, ahora, sacar un mayor rendimiento al agua del río, habiéndose incorporado al molino nueva maquinaria, que permitía moler aceituna, además de cereales”… “Ese día, otro testigo, Francisco García Redondo, abundando en eso, afirmó que:..“saue, e ansi lo ha visto, que la dicha alcantarilla esta rrota e por algunas partes desecha e que por no repararla e adouarla, algunos dueños de las dichas heredades an procurado e procuran rromperel dicho caz e lo an roto algunas veçes para rregar las dichas heredades contra la voluntad de los dueños que an sido e son de los dichos molinos”. 

A esas alturas del proceso, las cosas estaban suficientemente informadas…y, para tomar una decisión definitiva, el Consejo envió a Manzanares al gobernador de Almagro, con la siguiente misión…que para… “mejor proveer en esta causa (…), haga vista de ojos y planta del rio Açuel y de los calzes (sic) y madre que tiene por la parte que se pretende sacar el agua para regar las aças, quiñones y heredades por los vecinos de Manzanares y de todo lo demas que biere necesario para sauer la verdad de lo que se pretende por todas partes en este pleito”. 

Así era la Plaza de la Constitución en 1912, cuando D. Cosme relataba y relataba ...

La visita, sigue D. Cosme, no se produjo hasta mediado el mes de noviembre y fue por entonces cuando se elaboró, seguramente a petición del citado Gobernador, el croquis que ubicaba perfectamente: parcelas, molinos, cazes y alcantarilla, es decir, los elementos más significativos a considerar en el pleito”…, 
Reanudado el pleito, en su siguiente paso, el alcaide aceptó que los regantes sacaran agua del río, pero en uso proporcionado y compartido con los molineros.. ya que:… 
“no es de consideracion el que todos rieguen a un tiempo, que es lo que pueden pretender, y les basta rregar suzesibamente tomando el agua desde la dicha alcantarilla”. “Además, los nuevos testigos del querellante terminaron por decantar las cosas en su favor...Entre ellos, estaban algunos de los vecinos más ancianos y venerables del pueblo. Uno, afirmó que, “a sus sesenta años, nunca había conocido conflicto ni contradicción en el hecho de que los molineros se aprovechasen del agua del río”. “Otro, Sebastián López Camacho, defendió… “que era verdad que a visto romper el dicho caz algunas veçes para rregar algunas de las heredades (…) pero a sido, y ansi lo a visto este testigo, pidiendose licencia a Sevastian Gómez Ravadan, el viejo, difunto, vecino que fue de esta villa e dueño que fue primero del dicho molino, que ahora posee e tiene el dicho don Pedro, el qual si a vido dar a algunos vecinos de esta villa las dichas licencias con tanto que le pagasen lo que el dicho molino dexaua de moler mientras regavan. E ansi Maria Garcia, madre de este testigo, le pidio licencia una vez a el dicho Sevastian Gomez para regar un quiñon que tenía sembrado de cevada cerca del dicho caz, el qualle dio la dicha liçencia e concertaron le daria por el tiempo que dexasse de moler el dicho molino quatro celemines de trigo”… “Otro de los testigos apuntó que en esa forma de actuar radicaba el éxito de una explotación armónica de los recursos del Azuer, ya que la experiencia había demostrado que molineros y agricultores podían llegar a hacer un uso coordinado de las aguas del río y que “él conocía de buena tinta que el alcaide estaría dispuesto a adoptar ese sistema de cesión siempre y cuando los hortelanos le indemnizasen por el tiempo que el ingenio dejase de trabajar”..
. 
“Y así las cosas, y nunca mejor dicho –afirma Don Cosme- “las aguas volvieron a su cauce” en este conflicto recrudecido a primeros del Siglo XVII, acerca del aprovechamiento del Rio Azuer, retomándose las medidas que habían dado buenos resultados a finales de la anterior centuria….y le sugiero que acabe usted aquí el relato que ya fue de bastante…, apuntándole yo antes… que esa “revolución industrial”, que proclama nuestro recién nacido Siglo XX, y que anuncia conflictos y marca un cambio de paradigma social y laboral de las tareas agrícolas a las industriales, en realidad ya comenzó en estas tierras de la “leal villa” de Manzanares, tres siglos antes… Adelantaos y abudantes que somos las gentes de este pueblo, mi querido reportero!!!.


133). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES,1912: EL AZUER… UN REPARTO SALOMONICO.

“Vimos en el anterior relato -comienza Don Cosme el discurso que habrá de dar contenido a este-… como, en los primeros días del año 1588, tras la reclamación de ese intemporal prohombre de Manzanares, Don Sebastian Gómez de Rabadán,… el Gobernador del Campo de Calatrava ordenó a las autoridades del Concejo de Manzanares que hiciesen de manera inmediata las gestiones oportunas para el inició de las obras de “alcantarillas” y pertinentes cazes de entrada y salida a quiñones y molinos, de acuerdo al bien estudiado sistema, diseñado en 1577, por los visitadores de la Orden de Calatrava; Don Fernando Carrillo Osorio y frey Jerónimo Triviño”…
. 

“Con manifiesta falta de implicación, el Concejo de Manzanares había demorado la ejecución de la orden de 1577 más de un decenio, algo explicable ya que muchos miembros del citado Concejo eran “regantes”, por ser dueños de quiñones y terrenos próximos al rio y. por tanto, con interes de parte en el conflicto”,.. 
“Mientras, la escasa atención a los asuntos terrenales que, seguramente, “acompañaba” a la personalidad religiosa y desprendida de Don. Sebastian, terminan de explicar el por que, éste, no reclamó antes la aplicación y ejecución de la orden dada en 1577”…
“La historia, concluye D. Cosme, no nos aclarará nunca la razón de esa demora, pero por la sociología y tipología humana de los intervenientes en el conflicto, seguramente la tardanza en poner en práctica aquella orden, se aproxima bastante a ese supuesto” …
 
“Ahora toca, pues, en este nuevo relato, sigue D. Cosme, conocer como se gestó y plasmó sobre el terreno, y los márgenes del rió y sus canales, ese esquema distributivo de las aguas del Azuer en los aledaños de la villa de Manzanares y a su paso por ella”… Y, sigue, con énfasis, D. Cosme:…. “Es satisfactorio para usted, y lo será para sus lectores, el saber, desde ya, que lo que voy a contarle a continuación es pura historia local de Manzanares, que nos ha sido legada a todos los que nos interesan estas cosas, por haber quedado escrito todo lo que sucedió en actuaciones, resultados y personas que tuvieron participación en ella….incluyendo curiosidades y aconteceres, acerca de las gestiones y desarrollo de las obras… que habrían de dar lugar, al final de la segunda década del siglo XVII, trás un largo proceso, no exento de dificultades y retrocesos, a un reparto salomónico de las aguas del río Azuer, que resultaría satisfactorio para las partes litigantes (regantes y molineros) de la muy grande y leal villa de Manzanares”.. 

“Así las cosas, continua D. Cosme, solo un mes después de que el Gobernador del Campo de Calatrava ordenase, de nuevo, al Concejo de Manzanares el comienzo de las obras, concretamente el día 12 de febrero de 1588,… nuestras autoridades locales dieron el primer paso para comenzarlas,… y, a esos efectos, encargaron a Don Juan López de Alcázar, paisano y vecino de la villa… y muy buen conocedor de sus gentes y haciendas….. que averiguase: 

“los quiñones que ay por la vega desde la puente del camino de Almagro hasta el camino que va de el molino viejo a Ciudad Real e la cantidad que caven los dichos quiñones y cuios son”. 


“El alcalde de Manzanares, al día siguiente, ordenó que se diese un pregón público en la villa y en todos los pueblos próximos, para buscar personas interesadas en la realización de la obra:..“que se ha de haçer fuerte e bien hecha”,...y que presentasen sus proyectos”.
“Las condiciones a que debían atenerse los postores estaban claramente estipuladas: La ubicación de las alcantarillas y de los cazes de entrada y salida para las aguas, las medidas de todos ellos, la disposición de los diferentes elementos de la alcantarilla y del puente anejo…y otras actuaciones adicionales a lo fundamental de la obra, como, por ejemplo, la obligación de empedrar y enlosar la calzada…etc”.. ..
“Todo, sigue Don Cosme, quedó muy bien especificado en esas condiciones de obra…. incluso qué tipo de materiales aportarían los futuros adjudicatarios de la obra y cuales correrían a cuenta del concejo”…. “Finalmente, se concretaba un objetivo claro:… 
“La alcantarilla, y su puente, debían facilitar que el agua de la acequia se condujese a los quiñones de la parte baja del pueblo…y, a la vez, conseguir que el agua sobrante recalase de nuevo en el rio, y que otra parte, surcando un caz, aprovisionara el molino, asegurando, además, las nuevas estructuras, que las personas y los animales, pudiesen salvar el curso de las aguas, sin entorpecimiento alguno”…. 

“Pero -sigue Don Cosme- el Concejo tuvo que publicar y “vocear” muchas veces este pregón de condiciones en Manzanares y pueblos aledaños a lo largo de varios días, pues la obra motivó escaso interés entre los alarifes de la zona, bien por que consideraban difícil o muy costoso hacer frente a las condiciones participadas.. o por otras razones, …siendo lo cierto que solo apareció un único postor…un tal Alonso de Arenas, vecino de Manzanares, quien había efectuado su puja el mismo día en que se dio a conocer el pliego de condiciones”…“La oferta del Sr. Alonso de Arenas, ascendía a un total de diez mil maravedíes”,… “Como no hubo competencia, y al Concejo le pareció bien, se rubricó ante notario el contrato de obra el día 10 de marzo, al mes de anunciarse”…. “Ese mismo día, Juan López de Alcázar, el observador y tasador nombrado por el Concejo, presentó los resultados del repartimiento, que días antes le había encargado elaborar el alcalde ordinario”…. “y, tengo que comentarle, sigue D. Cosme, que la tarea de este paisano, resultó decisiva a la postre, pues estableció muy bien, de manera individualizada y concreta, y para cada uno de los beneficiarios futuros de la nueva distribución de las aguas, como repercutirían sobre cada uno de ellos los costes de las obras, estimado, este, de manera proporcionada, en función del beneficio calculado a cada uno de ellos por las nuevas estructuras distribuidoras del agua”… 

“En realidad, López de Alcazar, se ajustó a exactamente a la petición del Concejo, ya que, en el mandato que le otorgaron, su misión principal estaba claramente explicitada: …“repartir la cantidad que fuere necesaria para la dicha alcantarilla conforme al aprovechamiento que cada uno tuviere”…. 
“Para lograr este objetivo, López de Alcazar elaboró el listado completo de regantes y molineros implicados, a la vez que hacía un cálculo muy correcto y ajustado de los caudales que cada quiñón o molino precisaban para asegurar el agua que exigía cada terreno de cultivo o la funcionalidad hidráulica del molino que correspondiese”…

“En ese proceso, continua D. Cosme, tuvo que averiguar quiénes eran los dueños de las huertas y quiñones linderos con el río, y cuál era la situación de cada una de las parcelas en relación a la acequia, pues la contribución de cada propietario se calculó en base al supuesto beneficio que cada uno de ellos podía obtener por la construcción de la alcantarilla… y los costes de infraestructura individualizada que cada uno de ellos precisara, ciertamente mayor para las parcelas más alejadas de la acequia”…. “En total, dice D. Cosme, se contabilizaron 71 contribuyentes, cuyas aportaciones oscilaron entre los treinta maravedíes con los que, por ejemplo, participaron la viuda de Juan Camacho y Sebastián García Serrano… y los más de mil que aportó el mayor impositor, que resultó ser Don Bernardo de Quesada…y quien, en función de la brillante estrategia de López de Alcazar, resultó ser, también, el más beneficiado de los regantes por la nueva infraestructura”… “Aparte, Don Bernardo, los regantes que hubieron de aportar más de quinientos maravedíes (algo menos del 5% de los censados), se hicieron cargo de casi el 16% del coste total calculado por López de Alcazar,… en tanto, y en base al mismo criterio de reparto de las cargas, los dueños de terreno con menor beneficio esperado, tuvieron que hacer menores aportaciones en maravedíes…quedando todos los involucrados satisfechos y sin ánimo de protesta alguna, ante la tan acertada y justa distribución, ideada y elaborada por su vecino, e inteligente paisano, López de Alcazar”. Por otra parte, el listado de López Alcázar, sigue D. Cosme, resulta ilustrativo acerca de la sociología de los dueños de las parcelas”…. “solo cuatro de ellos eran “forasteros”, dos de ellos.. un tal Marcos Rodríguez y un tal Pedro Díaz, eran de La Solana y los otros dos.. Dña. Apolonia Martínez y Don Juan Martín, de Almagro y de La Membrilla, respectivamente”… “y aunque, ciertamente, no eran muchos, enfatiza Don Cosme, Manzanares se mostraba al mundo, una vez más, como un pueblo abierto a los demás” “El resto de los censados, sigue D. Cosme, eran paisanos o vecinos de Manzanares, casi siempre a título particular, aun cuando existían algunos “propietarios institucionales”, como, por ejemplo, la Iglesía”… “En general, se trataba de manzagatos de alto o buen nivel económico, entre los que se encontraban, algunos de los individuos más notables de la villa”… “Varios de esos nombres, apostilla D. Cosme, aparecen entre los que elaboraron las Relaciones Topográficas de Felipe II, referidas a nuestra villa”... “y. también, alguno de ellos, era miembro o edil del Concejo por aquellas épocas”….

“De este modo, y conforme al exquisito y brillante ejercicio orográfico-financiero de López de Alcazar… que, sin duda, y muy probablemente, habría de servir de base al famoso croquis, dibujado por ese otro ilustre paisano, D. Esteban de Perola, en el año de gracia de 1616,… llegó, por fín, el momento en que, bajo la dirección de otro de nuestros paisanos, el maestro alarife, Alonso de Arenas, se construyó toda la infraestructura hidráulica de alcantarillas y cazes… y pareciese que el conflicto entre regantes y molineros se podría dar por finiquitado, ya que todos estaban en acuerdo”…
Plano de Perola, sobre el Azuer y su caz, 1616.

“Sin embargo,... le sugiero, querido cronista, de usted por concluido aquí el presente relato, y no con el ánimo de pensar que, aunque este reparto distributivo no lo hubiera mejorado ni el Rey Salomón, dice D. Cosme con sorna,… no acontecieron nuevos conflictos de intereses por las aguas en años venideros, entrados ya en el siglo XVII”…
“Pero eso lo dejaremos para el siguiente relato, que este ya fue de bastante…y quede usted con la idea que, aun siendo Manzanares, ciertamente, una villa con gente de probada hidalguía, no es menos cierto y verdad, que eso de la reiteración de conflictos de interés, es más viejo y acendrado entre los hombres, que el propio y magnífico espíritu manzagato… solidario y sólido…pero también humano”….

lunes, 11 de septiembre de 2017

132). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES 1912: EXPLOTACION DEL AZUER: INICIOS DEL CONFLICTO.

Conocimos en el anterior relato, mi querido amigo -comienza así D. Cosme el presente-, como se desarrolló el primitivo y complejo proceso de la explotación agrícola e industrial del río Azuer, en la villa de Manzanares, cuando pasada la mitad del Siglo XVI, se empezó a poner en cuestión la balanza entre demanda de aguas y necesidad de las mismas, para el regado de las cada vez más numerosas tierras de cultivo y para el caudal que de ella necesitaban los novedosos molinos hidráulicos”…

“También supimos del talento de alguno de nuestros paisanos en ingeniería hidráulica….y de como solucionaron satisfactoriamente ese conflicto de intereses, mediante salidas de agua a los quiñones, puentes, “alcantarillas” y cazes de entrada y salida a los mólinos de trigo y aceite, interpuestos en el curso de las aguas del rio y de sus canales… algo que dejó muy bien plasmado en su histórico croquis, de 1616, Don Esteban de Perola”… 

“En este relato, sigue D. Cosme, vamos a conocer en detalle los tiempos iniciáticos de ese conflicto de intereses entre Manzagatos, teniendo ocasión de saber, ya que quedaron escritos para la historia, los entresijos episódicos y personales de lo que fue sucediendo, que muestran de manera ilustrativa, como las personalidades específicas de los intervenientes influyeron en el devenir del citado conflicto”. … 

“Fue en el año de 1576, cuando Don Sebastián Gómez Rabadán, quizá la más insigne, relevante y curiosa personalidad de Manzanares en su Siglo de Oro..., por esas fechas, rico hacendado de la villa, mecenas de la construcción del frontispicio plateresco de nuestra Catedral y de otras Ermitas, y propietario del Molino Grande,… puso en conocimiento del alcalde mayor del partido de Almagro la situación que estaba viviendo, para que el citado mandatario interviniese de oficio”… “D. Sebastían refirió, así, el conflicto que tenía por el agua con algunos vecinos de la villa de Manzanares.. “que por fuerza y contra mi voluntad, y por me haçer más daño, rompieron mis caçes de quinçe dias a esta parte y sacaron agua dellos quitandola a mis molinos e me hiçieron otros muchos daños”. … 

“Las partes litigantes fueron escuchadas… y se pidió, desde Almagro, un informe del conflicto al procurador síndico de la villa”… “Este último, consideró en su dictamen que la demanda de Don Sebastían Gómez de Rabadán no era procedente, por diversas razones en las que apoyaba su argumentario….a saber”:

“Según nuestro procurador síndico, el primer argumento era la “costumbre inmemorial”, de la que disfrutaban concejo y vecinos, dedicados a la agricultura, sobre las aguas del Azuer;… la segunda consideración era la mayor antigüedad de esta actividad agrícola con respecto a la molinería;… y, por último, el tercer razonamiento, era que el beneficio social y económico generado por el regadío era de una entidad claramente superior al que ofrecía la molinería”… 
“El Síndico de Manzanares -comenta Don Cosme- terminaba afirmando que todas estas razones, eran considerandos bastantes, y más que suficientes, para que se diera “carpetazo” definitivo al asunto, sin entrar siquiera a debatir solución alguna…y, concluía su argumentación de esta manera”… 
“pues de sacar la dicha agua viene grande provecho e utilidad al bien público de la dicha villa”
...lo que hacía, para él, indiscutible, primar el aprovechamiento público y colectivo del agua (que el procurador consideraba representado por los regantes) antes que el aprovechamiento de la misma con carácter privado… (que personificaba en los molineros), arguyendo que estos últimos se lucraban para sí mismos, y en exclusiva, de su actividad, sin beneficios colaterales para la villa”… 


“Estos razonamientos fueron apoyados por varios testigos…el primero de ellos, presentado por el concejo..y, por tanto, con interés de parte, quien: “a sus setenta y cinco años”,… “declaró conocer que los vecinos del pueblo que tenían terrenos linderos con el río Azuer, habían hecho uso de su agua, al menos desde cincuenta años atrás”:.. …“de los dichos cinquenta años a esta parte poco mas o menos que tiene declarados, sabe e ha visto que el concejo de la villa de Mançanares e sus beçinos e las personas que tienen tierras e quiñones que confinan con el rio de Açuel e con su rivera e caçes de los molinos que son en el dicho rio an estado y están

 en posesion e costumbre usada y guardada (…) [de] romper e sacar e guiar el agua del dicho rio e con ella regar los quiñones y panes questan señalados en la vega a su voluntad, viendolo e saviendolo los señores que an sido de los dichos molinos e no lo contradiciendo”….

Este argumento, fue corroborado, al día siguiente, por otro testigo, quien apuntó lo beneficioso de una norma avalada por la costumbre social y popular.. que, según dijo, se remontaba, al menos, a principios de ese siglo… afirmando en su declaración, que… “sacar el agua para rregar sus sembrados es grande utilidad e probecho en especial en tienpo que ay falta de agua por falta de llover, porque con la dicha agua se remedian los señores de las dichas heredades que tienen quiñones y es causa que coxan cantidad de pan. Y con poco daño de los señores de los molinos sacan la dicha agua porque aviendo regado tornan a cerrar la parte del caz por donde la an sacado”….
Con todo y con ello -continua Don Cosme- estos testimonios no fueron suficientes, pues no podía ocultarse que había intereses de parte, y que el argumento del beneficio privado era también aplicable a muchos de los regantes”… 
“Debió ser por eso que, antes de dar su fallo, el gobernador del partido esperó a conocer el resultado de la inspección que giraron a la villa, en 1577, los visitadores de la Orden de Calatrava, Don Fernando Carrillo Osorio y frey Jerónimo Triviño, enviados a Manzanares para examinar la zona objeto de disputa… y, tras ello, emitir un dictamen que serviría de base a la decisión que habría de tomar, al respecto, el gobernador de Almagro”… 


“El informe de los dos visitadores fue claro y concluyente….aconsejando construir unas “alcantarillas”, que dieran solución al conflicto, satisfactoriamente, para ambas partes”. “Su ubicación concreta en los cauces del rio, también venía contenida en el informe elaborado por los visitadores don Fernando Carrillo Osorio y frey Jerónimo Triviño… “Por su curiosidad, y por ser historia de este pueblo -me comenta Don Cosme-… le dejo aquí, para que usted lo incluya en su relato, lo que, exactamente, dejaron escrito los citados visitadores calatravos, acerca de las construcciones que recomendaban hacer”:.. 

….“ciertas alcantarillas e galerías para sacar por ellas el agua del río Açuel y rregar las heredadres de la vega (…) e que se haga una alcantarilla junto a los arcos de la puente del camino de Almagro por donde pase el acequia de agua que viniere de arriba e baya por la güerta de los herederos de Mendoza, de la Vega adelante hasta llegar a los molinos de Sebastian Gomez Rabadan, porque por esta alcantarilla se rieguen y aprovechen los quiñones de aquella parte en la dicha vega e porque con esto se escusara el inconbiniente de romper los caçes de los molinos para regar las dichas heredades”. “Este informe de los visitadores… claro, concreto y bien estudiado, resultó decisivo para el gobernador de Almagro, quien tras escuchar y leer esas conclusiones, las hizo suyas en la sentencia…y ordenó a los propietarios de huertas y quiñones que sufragasen los gastos necesarios para la construcción de las acequias y alcantarillas que darían agua a sus tierras”…. “A cambio, sigue Don Cosme, la sentencia obligaba a los dueños de los molinos a no impedir a los regantes el uso que venían haciendo de las aguas del río”, zanjó el litigio, ordenando la realización de las obras recomendadas ese mismo año”… “Sin embargo, y quizá por el carácter apacible y conciliador…y, seguramente, poco beligerante en los conflictos humanos, de Don Sebastían Gomez de Rabadán (propietario del Molino Grande) los trabajos de construcción todavía tardaron unos años. en iniciarse”…. “Solo comenzaron, cuando el citado Don Sebastían, cansado de dilaciones, reclamó al Consejo de las Órdenes el cumplimiento del mandato de 1577”… “Tras un nuevo y prolijo informe, el gobernador del Campo de Calatrava, ordenó finalmente, a principios de 1588, el comienzo inmediato de las gestiones para construir la alcantarilla que iba a dar una salida apropiada de aguas al caz del Molino Grande”….
 
“A partir de ese momento, y según consta en documentos y escritos que nuestra historia local nos ha legado -continúa Don Cosme- los acontecimientos se sucedieron sin solución de continuidad”…. 
“Pero todo ese proceso, que vino a continuación… es, y será, subsidiario de un siguiente y contiguo relato al que ahora, le pido, de usted por terminado –dice Don Cosme- pues ya cumplió el objetivo que se marcó, y va de bastante en la recomendación de espacio y largura que es recomendable para estos relatos”…

131). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES 1912: EL AZUER: BENDICION….CONFLICTO Y ACUERDO.

“Por su gesto, querido reportero, colijo que le ha sorprendido el título que le acabo de ofrecer para el relato que ira usted escribiendo, tal cual yo le vaya parlando ahora…y por más que se sorprenda del citado encabezamiento, comprenderá enseguida la razón de ser del mismo”…“Así comienza su diserto D. Cosme, y a fe que tiene razón en que pone un punto de sorpresa y de curiosidad en el reportero que ahora les escribe…y, es por eso, que le insto a que se explique, sin más dilación, y entre en faena argumental”… 


“Y claro, D. Cosme no se resiste cuando se trata de hablar de su querido Manzanares… y se pone a enhebrar uno de esos discursos vibrantes y llenos de conocimiento histórico a que nos tiene acostumbrados”… 
“Pues verá usted, comienza Don Cosme,… nada extraño fue que aquellos primeros calatravos, aquí llegados tras la batalla de la Navas de Tolosa, al observar el “solar” de lo que sería Manzanares, tuvieran claro que la zona que pisaban, y que llamaban allí, “Argamasiella de las Pilas Bonas” era un sitio idóneo para emplazar un castillo que vigilara su frontera meridional....y, eso… era así, entre otras cosas, por la riqueza en agua de su subsuelo, y por la proximidad de una vega, surcada por un riachuelo al que llamaban Azuel… que, en esos momentos, se veía muy prospera…dando cobijo y sustento a los escasos habitantes de las numerosas cuevas que existían por allí, en aquellos procelosos tiempos de la transición histórica, cultural y humana, que sustituyó la dominación islámica por la cristiana en el Medioevo manchego”… 

“Eso está muy bien Don Cosme.., le interrumpo…. pero, como dice usted, a veces: “eso ya va de sabido”… “Estoy impaciente en conocer por que titula ud así el relato”... 

“D. Cosme, sonríe, y dice… “temple ud, querido reportero, que la impaciencia en estos casos es madre de malos entendimientos”: … “vera, prosigue, lo de “bendición” se refiere, precisamente, al agua…y ya sabe usted el dicho… “algo tendrá el agua cuando la bendicen”…quedémonos con la idea que el agua es imprescindible para la vida…y casi igual de necesaria para que pueda establecerse un asentamiento humano…por eso, convendrá conmigo, está bien justificado eso de la “bendición” en el encabezamiento”. 

“Lo del “conflicto” también es algo muy, pero que muy humano…y se explica también enseguida, en este caso que estamos tratando… y es que, a lo largo del siglo XVI, se concretó e incrementó mucho la explotación agrícola de los campos de nuestra Encomienda..y, entre ellos, los aledaños a las “madres” (nueva y vieja) del Azuer a su paso por la villa”… “Más o menos por el mismo tiempo de ese siglo XVI manzagato, algunos paisanos decidieron encauzar (nunca mejor dicho) su emprendimiento personal a la, por entonces, incipiente industria de los molinos hidráulicos para la fabricación de harinas y aceite, construyendo algunos de estos molinos en el curso del Azuer y sus canales”… “Y, se habrá barruntado usted ya, antes que yo se lo comente- sigue D. Cosme-… que dadas las características de habitual escasez y temporalidad de las aguas del Azuer, eso fuese motivo de controversias y disputas competenciales por el preciado elemento acuoso, imprescindible para regantes y molineros”… “De modo y manera que, a partir del último tercio del Siglo XVI, el “conflicto” estuvo servido entre varios de nuestros paisanos de aquella época, dedicados a una u otra de las tareas antedichas”… “dicho lo cual, queda también justificado el término “conflicto” en el titulo del relato”…

Por último, sigue D. Cosme, el término “acuerdo” es también de “naturaleza humana”, tras la gestíon adecuada de un conflicto previo…y eso es lo que sucedió, precisamente, como colofón exitoso a nuestro primer y particular “conflicto” sobre las aguas del Azuer… algo, que cabía esperar de las gentes nobles y emprendedoras que siempre tuvo este pueblo…y que explican y justifican la tercera y última palabra del título del relato”.

“Y como quiera, mi estimado cronista, que el acuerdo que zanjó los aspectos más espinosos y difíciles de ese conflicto, asentó sus bases y fundamentos en un famoso croquis, atribuido al ilustre paisano Don Esteban de Perola, en el año de 1616, entenderá usted que este relato quede posicionado entre los que están narrando los vericuetos y sucedidos más importantes de la historia manzagata del Siglo XVII”…



“El citado croquis, que ha pasado a la posteridad y a la historia de este pueblo, muestra de manera clara la distribución espacial de las acequias de la vega del Azuer más próximas a la villa, de los distintos puentes que cruzaban el río, de las huertas y quiñones colindantes al mismo y a su “madre nueva” …y, por supuesto, de los molinos interpuestos en el cauce del Azuer …. “y, muy en particular, contiene el dibujo del “Molino Grande” y de su caz,… cuyas grandes necesidades de líquido, para mantener su actividad funcional, eran las que más cuestionaban las cantidades de agua que precisaban los regantes”…

“El “canal” del Azuer, o “madre nueva”, prosigue Don Cosme, parece que fue construido a comienzos del siglo XVI, o quizá un poco antes, con el objetivo de proporcionar agua para riego a los quiñones meridionales colindantes a la villa, en lo que hoy conocemos como Paseo del Rio”… “En origen, parece que ese canal era más ancho que el actual y más centrado en el citado Paseo del Rio”…“y es que, querido cronista, la extensión e importancia de tierras cultivables en la Encomienda manzagata no había dejado de crecer y crecer, desde principios del siglo XVI”…. 

“Por eso mismo, querido reportero, añade con énfasis Don Cosme, la construcción de esa “madre nueva” y otros canales secundarios fue absolutamente imprescindible para poder nutrir de agua a las cada vez más grandes áreas cultivadas que se fueron generando en las proximidades de la zona urbana de Manzanares,… además de constituirse en una magnífica manera de conseguir que esos quiñones y terrenos quedasen dotados de agua de manera permanente”…. 
“Por otro lado, el ingenioso modo en que se diseñaron las salidas de agua (tanto a las citadas parcelas, como a los cazes de entrada a los molinos), permitió que las necesidades de agua para la molinería también quedase suficientemente asegurada”…todo un logro para la incipiente “ingeniería hidráulica” que se llevaba en aquellos tiempos”… “Sin duda alguna, la reminiscencia histórica y humana de origen musulmán, que aún conservaba la villa de Manzanares, resultó fundamental a la hora de diseñar y llevar a cabo estas obras hidraúlicas tan eficientes…pues aquella cultura islámica estaba especialmente capacitada para tales construcciones, dedicadas al mejor aprovechamiento de las aguas y los riegos”.
 
“Todo este conjunto de la acequia del Azuer en Manzanares, querido amigo –continua Don Cosme- contaba en sus inicios, y en resumen, con dos grandes elementos: a saber: Aguas arriba, antes que el río llegase a los límites de la villa, existía un primer “ladrón” que desviaba agua hacia una reguera que corría paralela a las huertas y quiñones de los vecinos, situados en la zona meridional del casco urbano. Más abajo de este, se construyó otro “portillo” en el lugar en que el río se desdoblaba y tenía su entrada de aguas el caz del Molino Grande”…

“Por último, y complementando esta extraordinaria obra de ingeniería, junto a las tomas de agua propiamente dichas, se encontraba “el alcantarilla”, que, en términos árabes significa “puente pequeño” o “canalización soterrada”,…. ingenio hidráulico que facilitaba tanto el paso de agua a los quiñones más bajos de la acequia, como el que era necesario para aquella otra agua, que tal como quedó descrito en pliegos de por aquellas épocas:…. 
“va por el lado de por la parte de abajo a dar al alcantarilla y a la madre del río Azuer”..

Y concluya así usted, querido reportero, este relato inicial… que ha intentado resumir el como se las ingeniaron nuestros antiguos paisanos, para conseguir que la floreciente Encomienda manzagata de aquella época pudiera dar salida adecuada a sus crecientes y exponenciales necesidades de agua… tanto para regantes como molineros, logrando resolver los conflictos iniciales, mediante unas obras que sirvieron para asegurar el líquido elemento a ambos colectivos de manera estable y suficiente”… “Una muestra más del valor solidario y la capacidad intrínseca que este pueblo siempre tuvo para el entendimiento humano y para su propio desarrollo”… “y quede abierto el espacio de algún relato más… que ha de dar cabida a la descripción más concreta y especifica de algunas de las historias más relevantes que en este tema tuvieron lugar a lo largo de los últimos años del Siglo XVI y los primeros del XVII, pues quedarón escritas para nuestra brillante historia común…y, por eso mismo, no deben quedar sin ser narradas aquí”..

miércoles, 19 de julio de 2017

130). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES 1912: LAS PENURIAS DEL SIGLO XVII.

“Sabe usted ya, mi querido amigo, -comienza Don Cosme a contarme lo que va a ser objeto de este nuevo relato- que el Siglo XVII fue en todo el Reyno de España,… y, por ende, en Manzanares, un tiempo de penumbras y tormentas, más que de sol y bonanzas”… “Y es verdad, también, que en la primera treintena de esa centuria, la prosperidad alcanzada previamente se mantuvo, e incluso se incrementó, lo que quedó atestiguado por las tasaciones periódicas que se hacían de nuestra Encomienda en las visitas que hacía la Orden de Calatrava”…

. “Así por ejemplo, y abundando en esto, sigue D. Cosme,….un siglo antes, en 1511, la Encomienda de Manzanares fue tasada en 271.880 maravedíes, “disparándose” su valoración, de manera exponencial, durante los años siguientes”… “En 1562, alcanzó la increible valoración de 4.939.735 maravedíes, pero es que, en 1616, al comienzo de ese siglo XVII que analizamos ahora, esa tasación alcanzó su culmen, llegando a los 6.000.000 de maravedíes…cifra insólita y apabullante que nos convertía, entonces, en la más rica y pujante de las encomiendas calatraveñas”.. “De esta forma y manera, continua D. Cosme, esos primeros tiempos del Siglo XVII quedaron para la historía de España y de Manzanares, dentro de esa etapa magnífica que hemos dado en llamar “Siglo de Oro… algo que también avalan los eventos sucedidos en la villa en los principios de esa centuria….pues ya hemos tenido ocasión de saber que, en esos iniciales tiempos del XVII, en Manzanares, se construyeron dos nuevas Ermitas, la imagen del que habría de ser Patrono de este pueblo, las obras que ensancharon y engrandecieron nuestra Plaza Mayor y la concreción de la canalización de el Río Azuer a su paso por el interior de la villa”….


“Pero, llego un periodo de crisis intensa, que duraría unos 50 años, aproximadamente entre 1630 y 1680.. un tiempo de decadencia en gran parte de Europa, especialmente en los países mediterráneos”… “Fue una enorme crisis demográfica, económica y social, que propició pobreza, penurias y gran malestar entre la población del Reyno de España, con inestabilidades políticas y sociales, que afectaron a la propia monarquía”….

“Volviendo a los números, que siempre objetivan bien los razonamientos -sigue hablando, sabiamente, D. Cosme-… en 1630, al comienzo de la citada crisis, vinieron a Manzanares los visitadores de la Orden… y se sorprendieron al apreciar que la tasación hecha, valoraba nuestra Encomiendan en una cifra de 2.437.500 maravedies, lo que suponía una depreciación brutal en solo 14 años”…. “Y esto se debió, en gran medida, a que Manzanares, como muchas otras villas pequeñas, había sufrido en los años previos una despoblación significativa, cuyas causa fueron muchas, como enseguida le daré a conocer, asevera D. Cosme”…. “Por un lado –continua-, a esa fecha, Manzanares, como otras villas del Reyno, aun estaba conmocionado por lo que había ocurrido solo veinte años antes…la expulsión forzada de su población morisca, casi un 10% de su censo total”… “A esto, tenemos que añadir la emigración frecuente a las nuevas tierras de América, que aunque no fue muy llamativa en La Mancha, en Manzanares, dado nuestro carácter emprendedor, supuso alguna que otra baja más en el censo manzagato”…. 
“Sin embargo –sigue Don Cosme-, los problemas que tuvo la agricultura, nuestro principal aval económico y social como Encomienda desde finales del Siglo XV, fueron, sin duda, los más importantes y significativos, en la justificación de la pérdida de riqueza y vecinos que sufrió Manzanares en esas fechas”.+


“Las enormes cargas fiscales ordenadas por los Austrias, a través de los Concejos locales, “estrangularon” (sobre todo en ambas Castillas) las ajustadas economías de las pequeñas y medianas propiedades de los campesinos autónomos, al estar obligados a impuestos directos (diezmo, rentas señoriales), que podían ascender a la mitad del producto de sus tierras y ganados y, a causa de ello, no pudieron mantener sus haciendas…. situación agravada, además, por las malas cosechas y sucesivas plagas de langosta, que asolaron sus tierras en gran parte de la mitad central de ese siglo XVII”… “Fundamentalmente por esas razones, aquellos campesinos, que habían llegado a Manzanares atraídos por sus enormes posibilidades terrenales…. y que habían hecho florecer y prosperar nuestra Encomienda en los dos siglos precedentes, abandonaron sus campos y emigraron a ciudades más grandes, en busca de otras formas de vida y sustento (la mayoría), o bien (los menos), se reconvirtieron en jornaleros para la oligarquía de la villa”…. “Así las cosas, Manzanares se despobló de manera considerable, y aumentó la concentración de tierras y el latifundismo… pero la nobleza terrateniente, aunque aún mantenía capacidad financiera para adquirir esas tierras abandonadas, no tenía mano de obra suficiente para cultivarlas, ni salida para sus cosechas,… ya que, por aquel entonces, la distribución de la producción y su comercio era muy localista, solo en la propia villa y, como mucho, en otras aldeas y villas próximas, tan despobladas como Manzanares.. y con sus menguadas gentes, inmersas en la absoluta pobreza…por lo que la demanda de bienes y productos era muy pequeña”…. 
“Por tanto, sigue Don Cosme, y aunque no hay constancia objetiva de ello, es evidente, con solo considerar la enorme caida en la tasación valorativa de nuestra Encomienda de Manzanares en el año 1630… que las grandes familias de la villa (los Salinas, los Merino, los Quesada, etc…) padecieron también los efectos de esa gran crisis del Siglo XVII,….aunque ello no fue óbice para que, durante esa centuria, en el casco antiguo de la villa, y en las zonas de expansión más próximas, se edificaran algunas de las mansiones y palacetes más ricos y hermosos que este pueblo hoy tiene…tal es el caso del Palacio de los Ochoa, al comienzo de la Calle Monjas… que, aunque no era en sus inicios exactamente como es hoy, parece que tiene datada su construcción en el año 1630… y lo mismo cabría decir de las primeras construcciones de otras mansiones regias de las calles Trompas, Empedrada, Manifiesto o Doctor…todo lo cual, viene a decirnos, sin duda, que el carácter emprendedor de los manzagatos se mantenía incólume, a pesar de las penurias que les tocó vivir en aquella época de carencias”…


“Pero es que, sigue D. Cosme, otros desgraciados elementos se conjugaron para diezmar todavía más nuestra población…la pobreza y la desnutrición hicieron comunes y virulentos las brotes de paludismo, viruela, polio, disentería y otras fiebres infantiles, motivando altas mortandades, en un momento en que nuestra escasa y pobre dotación hospitalaria era manifiestamente insuficiente, lo que hacía imposible una adecuada atención de los que enfermaban, que morían en sus casas, contagiando a sus familiares y aumentando el problema” ... “Por no hablar de una epidemia de la temida “peste negra”, que, justo a la mitad del Siglo XVII, entre 1647 y 1649, y procedente de Africa, asoló primero el Levante español y luego Andalucía, particularmente Sevilla, donde diezmó casi el 50% de su población…Todo esto, indujo el miedo en todas las regiones limítrofes, como La Mancha, donde aunque no hubo un número significativo de casos, si que propició una gran emigración preventiva hacia Toledo, Madrid y el norte peninsular, de muchos antiguos paisanos, agravando el problema poblacional”….

“Por otro lado, para empeorar si cabe este estado de cosas, las guerras del Reyno, entre 1640 y 1668, fueron constantes…y la escasez de mercenarios, llevó a realizar reclutas forzosas entre la población joven, lo que incrementaba aún más el problema de falta de personal productivo, amplía su razonamiento Don Cosme”….y continua:…“solo la exportación de lana, siguió siendo algo rentable para el comercio español, aunque también se resintió en nuestra zona, por todas esas circunstancias….además, y como va dicho, no existía un mercado importante para los productos industriales ni para el comercio exterior….sólo las oligarquías tenían posibilidad de obtener la escasa artesanía de calidad suministrada por los gremios locales, o la importada, y muy cara, desde Flandes, Italia, Inglaterra, Francia o las colonias”….

“Razones atrabiliarias de costumbrismo social, continua D. Cosme, hicieron que la industrialización no se desarrollase en el Reyno de España de manera adecuada…y me refiero al hecho que las ventas obtenidas del campo no se invertían en empresas industriales y comerciales, que eran considerados incompatibles con la hidalguía y la limpieza de sangre, además de dar pocas ganancias y tener mucho riesgo”.. “El comercio con las nuevas tierras de América, que podía haber sido una tabla de salvación de esta gran crisis, lejos de contrarrestarla, la hizo decaer aún más, entre 1630 y 1660, por el incremento de intercambios entre las colonias, la enorme presión fiscal y la confiscación de grandes cantidades de oro y plata, que se destinaron para gastos militares, en lugar de utilizarse para otras necesidades”… 

“La sociedad española del XVII continuó, sigue D. Cosme, apegada a los valores aristocráticos y religiosos del opulento siglo anterior,… pero en estas circunstancias de crisis, nada favorables al costumbrismo que esos valores introdujeron en el comportamiento social”…. “el deseo de ennoblecimiento se generalizó, haciendo que los conceptos de dignidad y honor, normalmente asociados a la nobleza, fueran reivindicados por toda la sociedad”…. “Igual sucedió con el rechazo general a las actividades manuales, consideradas “viles” y de “bajo rango”, lo que tuvo un fuerte impacto negativo en el desarrollo económico y social”…. “Como mala consecuencia de todo esto, quienes poseían bienes gastaban gran parte de ellos en: cargos, títulos honoríficos y de nobleza, enormes mansiones suntuosas, ricos vestidos y ornamentos o coches de caballos…en definitiva; pura ostentación, para demostrar a los demás su rango social… Quien, menos afortunados, no tenían grandes medios, llegaban a preferir la pobreza y la mendicidad, antes de manchar su fama con el rudo trabajo”…. “Pero claro, esta situación, dadas las circunstancias y dificultades de una economía en crisis y muy poco productiva, no se pudo mantener mucho tiempo y toda la base social y económica sufrió las consecuencias….solo basta analizar, y con eso termino, dice D. Cosme, los Archivos Parroquiales… para observar como descendió la población manzagata, como aumentó la tasa de mortandad… y, como dato curioso, que se registraba de manera exhaustiva por entonces, como se incrementó el número de niños expósitos, abandonados por sus madres, que no los podían mantener, a las puertas de las casas señoriales o de los conventos…En el siglo XVI, esa cifra estaba en el 1% de los registros bautismales…pero, en muchos años de la centuria del XVII, ascendió muchísimo, oscilando en las increíbles cifras de 6-8% del total de los niños bautizados en Manzanares…algo similar a lo que sucedió en otras villas próximas”…

“Quede, así, mi querido amigo, completado y concluido, el contenido de este relato, que ha pretendido explicar a sus lectores las circunstancias que hicieron del Siglo XVII, aquello que sugiere el título que le hemos dado”

129). RELATOS PEDRO VILLARROEL. COFRADIA DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO CON LA CRUZ A CUESTAS.

“Para concluir lo que hasta ahora llevamos conocido, en todo lo que concierne al Manzanares del Siglo XVII…y referido a las primigenias historias de la “Ermita de la Vera Cruz” y de su “Santo Cristo Arrodillado del Perdón”… nos falta saber algo de los comienzos de la Cofradía que sustentó el culto a esa bellísima imagen que, al paso del tiempo y los sucedidos, alcanzó el Patronazgo de este glorioso pueblo”…. “Y justo, esa primera historia, de la que estaba llamada a ser la Hermandad de fieles más importante que habría de tener este pueblo de Manzanares, es lo que será objeto del presente relato, al que sin más dilación nos ponemos, dice Don Cosme”... 

“Y lo primero que cabe a la consideración de usted, es que, durante los más de ochenta años que mediaron entre la entronización de ese Cristo icónico en la Ermita de la Vera Cruz y la constitución de su Cofradía, datada en 1690, con el nombre de “Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la Cruz a Cuestas”, no existen rastros históricos ni documentados acerca de una actividad de culto organizada en torno a una Hermandad de devotos.., aunque lo cierto es que sabemos que “algo” debió existir a ese respecto, habida cuenta de la gran veneración y entronque popular que consiguió esta escultura entre las gentes de Manzanares, desde la primera vez que procesionó, en 1609, por las calles de la villa…. De hecho, debió ser así por varias y poderosas razones… la primera de ellas, por ese gran desarrolló de culto popular a la imagen, que la hicieron enseguida frecuente protagonista principal en muchos de los actos religiosos del pueblo en aquella época, motivando la necesidad de una cierta regulación de ese culto programado… pero es que, además, la enorme y creciente demanda de visitas a la Ermita de la Vera Cruz, por parte del paisanaje manzagato, con el único objeto de orar, contemplar y extasiarse ante el impresionante rostro, doliente y conmiserativo, de su “Santo Cristo Arrodillado”, requirió un cierto ordenamiento interno y diario en la Ermita… pues, entre otras cosas, existían bastantes donaciones a la Ermita y la imagen, de entre las que, por ejemplo, destacamos algunas: “En Octubre de 1861, en el testamento de María Diáz, vdª de Juan López Trompo,… “deja, entre otras mandas, al Santísimo Christo Arrodilado unos manteles para el altar y una saya”… “En 1682, Isabel Martínez Serrano, deja al Santo Christo Arrodillado un quadro de Nuestra Señora del Populo de Roma, para adorno de su capilla”…etc… “Todo esto, lógicamente, sigue D. Cosme, hizo precisas unas reglas de actuación para los más “próximos” a la imagen y para los responsables de la Ermita”. “Y abundando en esa idea, hubo un hecho incuestionable, que avala la existencia de esas normativas o costumbrismo local acerca de la imagen del Cristo Arrodillado y de sus devotos… Ni más ni menos, que un dictamen del Papa Inocencio XI, por el que el citado Pontífice concedió indulgencia y privilegios a la imagen y a sus devotos, años antes de la constitución de la dicha Cofradía…. algo que hizo trascender al mundo cristiano, a través de la intervención de su mandatario máximo, un suceso religioso que estaba teniendo lugar en la villa de Manzanares…Poco habitual, desde luego, ni antes ni ahora, un mandato papal referido a una pequeña villa manchega…y es algo que da una idea muy clara y muy cierta, remata Don Cosme su diserto, de la importancia que había adquirido, en tan poco tiempo, el culto a nuestro Cristo Arrodillado del Perdón”…

“Y, así las cosas, el 17 de Mayo de 1690, pasará a la historia de nuestro pueblo, y de su más importante Hermandad, como la fecha en que diez vecinos de Manzanares tienen la iniciativa de crear una Cofradia, con ordenanzas constitutivas de funcionamiento”.... “Y está citado en archivos históricos que......“por sí, y en nombre de otros vecinos, comparecieron ante el escribano D. Melchor de León”….quien redacto lo siguiente:.. 
“En la Villa de Manzanares, a diez y siete del mes de Marzo de mil seiscientos y noventa años”…. “Ante mí, el presente escribano y testigos infraescriptos parecieron Manuel Gómez Pastrana, Alonso Sánchez Manzanares, Matheo Martín Alonso, Alfonso Fernández Palomo, Bartholome Domínguez, Alfonso Fernández Camuñas, Alonso Camacho León, Alfonso Moraleda, Juan Sánchez y Francisco Pintado…“por sí, y en nombre de otros vecinos de esta dha. Villa y dixeron:… “que deseosos del bien de sus almas, y atendiendo primeramente a la honrra y gloria de Nro. Redemptor Jesuchristo y llevados de la deboción que tienen en la Milagrosa Ymagen de Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas, que está en su capilla en la Hermita de la Santa Vera Cruz, a quien con cordial afecto desean servir y merecer su grazia, en cuyo nombre han conferido y determinado de hacer una hermandad y compañía de setenta y dos hermanos a imitación de los setenta y dos discípulos de Nro. Salvador para que así exercitándose en actos de humildad y devoción consigan su divino favor y patrocinio en el destierro de este valle de lagrimas y para que en las festividades que se celebran a dha. Santa Ymagen y funziones en que se saca de su capilla, sea con mayor culto y reverencia, han dispuesto y premeditado unas ordenanzas las quales an parecido mas convenientes se guarden por dhos. Hermanos……”


“Estos pioneros de la Cofradía, otorgaron poderes a dos procuradores de Madrid: Pedro Gálvez y Eusebio Garcia del Rey, para que compareciesen ante el Consejo de las Ordenes, suplicando real aprobación para la hermandad y para sus ordenanzas”. “Y le comentaré, por lo curioso del dato, sigue D. Cosme, que firmaron este poder solo siete de los fundadores, ya que los otros tres (Manuel Gómez Pastrana, Alfonso Fernández Palomo y Alonso Camacho León), simplemente, no sabían escribir. Algo parecido sucedió con los testigos pertinentes para dichas actuaciones: Bastian Canuto, Bernardo Camacho y Jacinto Peñalber, de los que sólo supo firmar el último”… 
Con toda esta tramitación hecha, continua Don Cosme, el 8 de Junio de 1690, el Consejo de las Ordenes, oído el dictamen fiscal, concretó el siguiente auto”:… “Acudiendo estas partes al ordinario eclesiástico de la Orden y aprobando las constituciones por la justicia ordinaria se les ampare y defienda en ellas como se pide”. En su virtud, los miembros del dho. Concejo: Melchor Ceballos. Baltasar de Mendoza, Francisco Bernardo de Quiros, el marqués de “Castro Fuerte” y el secretario Francisco de Molina, en nombre de S.M. el Rey Carlos II, otorgaron a favor de la Cofradía una real carta, a fecha de 14 del mismo mes de junio, ordenando que el presente auto…: “se guarde, cumpla y execute, y haga guardar, cumplir y executar en todo y por todo”.
“De este modo y manera, esta histórica “Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas”, tal como se llamó entonces, quedó oficialmente constituida, el día 10 de septiembre del año de gracia de 1690, en la villa de Manzanares de La Mancha”…
“Ahora, y así… ya puede usted concluir este relato, me comenta Don Cosme, en el que hemos cumplido de sobra con la pretensión indicada en su entradilla, de pasar revista a los hechos más relevantes, acerca de cómo se configuró, en sus orígenes, esta Cofradía que hoy conocemos como “Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Perdón”, en aquel ya lejano Siglo XVII, y cuya historia posterior, jalonada de muy significados hechos, que por estos escritos iremos narrando, llegó a ser la más importante de este pueblo, como corresponde a quien acoge la simbólica imagen de su Patrono”.

128). RELATOS PEDDRO VILLARROEL. MANZANARES 1912: “El SANTO CRISTO ARRODILLADO”… “NUESTRO PADRE JESUS DEL PERDON” .

Acabamos de considerar en el anterior escrito, mi querido cronista, -inicia así Don Cosme sus consideraciones orales, acerca de este que, ahora, tendrán ocasión de leer- los orígenes y primera historia de la Ermita de la Vera Cruz, durante ese siglo XVII de Manzanares, cuyos principales eventos estamos desgranando en estos relatos”…. 


“Y -enfatiza Don Cosme-… al igual que relatar la historia de esa Ermita, siglo a siglo, nos ayudará a que no nos quede casi nada de ella sin contar (que es mucho), de lo más importante y relevante de su recorrido histórico,…lo mismo cabe decir, corregido y aumentado, acerca de los eventos sucedidos en relación al principal “inquilino” de esta Ermita,… sin duda, la imagen más icónica de este pueblo, “Nuestro Padre Jesús del Perdón”, quien es, por todos esos numerosos y enjundiosos sucedidos, que jalonan su historia de 304 años, al tiempo de la fecha, el patrón de Manzanares de La Mancha”… “Así pues, nos toca ahora, en este relato, que no más comienza, hablar de los primeros tiempos de esa imagen…que “nació”, al igual que la Ermita que la acoge desde siempre, en los albores del Siglo XVII...y, también, de lo que se conoce acerca del como y del cuando se construyó… algo que, lo mismo que otras muchas cosas de aquellos tiempos, permanecerá para siempre en el friso entre la leyenda y la historia real…para luego, enseguida, seguir Don Cosme comentado… "como ésta bellísima imagen, de extraordinarios rasgos, que usted tiene ahora mismo ante sus ojos, se incardinó muy pronto, con extraordinaria fuerza, pasión y fervor en el espíritu religioso de las gentes de la por entonces Villa de Manzanares, en esa misma centuria,… hasta dar lugar a la constitución, en el año de 1690, al final de ese siglo, a la Cofradía más importante que hoy tiene este gran pueblo” 
“Y puestos a todo ello, mi querido cronista,… lo primero a decir, es que no se conoce, como noticia bien documentada,… cuando, como y donde se construye esta imagen del “Santo Cristo Arrodillado”. “Jesús Nazareno con la Cruz de Cuesta”. “Jesús Nazareno”. “Jesús Nazareno Arrodillado”. “Jesús Arrodillado con la Cruz a Cuesta”. Jesús Arrodillado con el Titulo del Perdón”. “Nuestro Padre Jesús Nazareno del Perdón”. “Santo Cristo del Perdón” , “Cristo con la Cruz a Cuesta”….y, finalmente, y a partir de finales del siglo XVIII la de “Nuestro Padre Jesús del Perdón, … que, de todas esas formas, fue conocida en, esos, sus primeros tiempos de existencia y siglos posteriores a la misma imagen” ….“Las noticias más fidedignas que tenemos acerca del origen de esta escultura emblemática -continua Don Cosme-, que enseñorea el Altar de la Ermita de la Vera Cruz…. este Cristo, de rostro sufriente y conmiserativo, con su rodilla en el suelo, y la Cruz a cuestas, principal icono y patrono de este pueblo, coinciden en que su “año de nacimiento” fue el de 1608,…aunque la primera confirmación fehaciente y avalada en escritos, acerca de su existencia, date de unos años después, exactamente de 1653”... “Tuvo que ser, en el Siglo XIX, concretamente en el año de 1855, cuando Don Diego Peñalosa, quien era presbítero de Manzanares en aquellas fechas, fue conocedor de unos antiguos documentos de la Cofradía,… hoy, desgraciadamente desaparecidos, donde se decía,… y él lo cuenta luego en históricos escritos, lo siguiente: 



“que Catalina Martínez, mujer que fue de Pedro Núñez Mayorga,... costeó la efigie del Santísimo Cristo de la Cruz a Cuestas, con la advocación del Perdón, en 1608”… “y que, en el 16 de abril de 1609, salió por primera vez en procesión pública con gran admiración y alegría de todos los manzanareños..."…. “Esta “fecha de nacimiento”, se ratificó también en documentos muy recientes, de 1902, donde, en los nuevos Estatutos de la “Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Perdón”, redactados ese año, se escribe que:…. “la imagen fue esculpida a principios del XVII, en esta villa, a expensas de Catalina Martínez, viuda de Pedro Núñez Mayorga”…. “La referencia...“en esta villa”, evoca una tradición oral, no refrendada históricamente, según la cual este antiquísimo “Cristo Arrodillado” fue modelado por un escultor valenciano, en una casa de la calle Real (hoy calle de las Monjas), de esta villa de Manzanares”… “Y esta magnífica imagen, que usted admira ahora mismo… es, desde la perspectiva del arte de la imaginería, una muy bella talla del siglo XVII, de autor no identificado en nombre y apellidos, pero al claro estilo de la escuela sevillana de Martínez Montañés”… “Como usted puede observar y admirar,- y entra Don Cosme en uno de sus arrebatados y místicos disertos-… “la estética y los expresivos rasgos del rostro de este “Cristo Arrodillado” del ayer… o, si mejor lo quiere usted, de este “Nuestro Padre Jesús del Perdón”, del hoy… patrono de Manzanares…son característicos, sin duda alguna, de la brillante escuela de imaginería andaluza…barroca y clásica, a la vez…lo que confiere a la imagen una belleza sublime, con un punto de solemnidad que sobrecoge y emociona a quien la contempla,… pues, quien lo hace,… “ve”, en ese rostro,… y se hace participe de los mismos,… los mejores y ancestrales valores y sentimientos del cristianismo… la entrega de todo lo propio a los otros y, a la par, en una mezcla extraña y muy difícil de comprender o asimilar, incluso para los creyentes, el perdón, sin condiciones, a las ofensas de esos otros”…. “Por eso, sigue Don Cosme su emocionada disertación, incluso para los “difíciles en el credo”… no es de extrañar el arraigo inmediato que tuvo este Cristo en el espíritu religioso de las gentes de la Villa de Manzanares..y como, ininterrumpidamente, desde el año 1609, procesión tras procesión, y año tras año, hubiese guerras o desastres… ese rostro, sublime y solemne, fue introduciendo su mensaje expresivo de entrega, amor y perdón, en el imaginario espiritual y colectivo de las gentes de Manzanares….que, en muy poco tiempo, y de manera imperceptible, pero también indudable, empezaron a considerar a ese “Cristo del Perdón”, como el mayor emblema religioso de la villa…en una competencia no anunciada, ni prevista, con su “madre”…“Nuestra Señora Virgen de la Alta Gracía”, patrona de Manzanares en aquel Siglo XVII,... quien con naturalidad y “amor de madre”, comenzó a ceder a su “hijo”, poco a poco, el patronazgo de la villa de Manzanares… 


“Pero todo eso, y mucho más, querido reportero, es historia de otros siglos y objeto, por tanto, de otros relatos, que, “aquí”, habrán de relatarse”… “baste decir, ahora, para completar la historia de este Cristo en el siglo XVII,… que, en ausencia por entonces del ingenioso invento de la fotografía, alguien que respondía al nombre de Marcus Orozco, en la lejana fecha de 1674, elaboró un precioso y conseguido grabado, que es la primera expresión de este Cristo icónico”… “Al pie de este histórico y primigenio grabado, puede leerse, en grafía de su autor, el siguiente texto”:…. 
“El Sto Xpto del Perdon q.esta en la Villa de Manzanares Campo de Calatrava…Su eminencia. concede cien días de Indulgencia al que hiciere un Acto de Contricion por cada vez que le haga delante de esta Santa Imagen o sus retratos”…

“Y así las cosas, tampoco fue de extrañar, mi querido cronista…. que, todavía en esa centuria del XVII, y por eso mismo lo cito aquí, en este mismo relato, y para que usted concluya el mismo con la dicha cita,…el fervor y devoción a esta imagen del “Cristo Arrodillado”, cristalizase, por mor e iniciativa de diez vecinos de Manzanares, en el año de gracia de 1690, con la constitución de la Cofradía más importante que habría de tener este pueblo desde entonces… en esas fechas, llamada: “Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas”…pero todo lo referente a la historia de esta histórica Cofradía, sus ordenanzas, costumbres y vicisitudes, debe quedar para otros y sucesivos escritos, que este ya cumplió con sus objetivos, ..que no eran otros que los de mostrar al mundo de sus lectores, el “nacimiento y primer siglo de existencia y culto”, de la escultura religiosa más icónica y venerada de Manzanares de La Mancha…su “Santo Cristo Arrollidado del Perdón”…, que el tiempo y la historia habrían de trocar en su nominación, sin cambio alguno en su aspecto exterior, de más de tres siglos de “vida”, hasta el actual nombre de “Nuestro Padre Jesús del Perdón”….