¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

martes, 8 de marzo de 2016

59). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES, 1912: EN LA “CAPILLA SIXTINA” DE SU CATEDRAL

Y, ya, …ahora si, es llegado el momento en que hemos de conocer al detalle las maravillas de la Catedral de Manzanares y de su “Capilla Sixtina”….

 Hemos transitado el centro de su gran nave, por el “camino de luz” que conduce a su tabernáculo, cuando la claridad cenital que nos alcanza de lleno, indica que estamos en su gran crucero… aquel, al que el ingenio de su creador, el maestro almagreño Enrique Egas “el Mozo”, dotó de magía celestial lumínica…y, a la izquierda de esa luz, a la que los caminantes han llegado, se abre la puerta que comunica esta Iglesia con su sacristía, y la reconocible figura ensotanada de D. Dimas López, el vicario de este pueblo, se acerca hacia nosotros, mostrando su sorpresa por nuestra presencia allí”…

“Tras el oportuno saludo, haciéndose participe del motivo de la visita, y con la excusa de solventar alguna duda que pudiéramos tener, nos hace pasar a la sacristía, para propiciarnos un tiempo de descanso y enterarse más y mejor de como van los relatos de este cronista sobre la Iglesia de Manzanares. Le enseño las notas ya escritas, y veo que se muestra cada vez más interesado en ellas… Finalmente, D. Dimas, se ofrece a acompañarnos, quedando en la duda este reportero, si lo hace por “fiscalizar” nuestros diálogos -que al fin y al cabo tratamos mucho con su “enemigo intimo”, el Alcalde, Sr Antonio Rubio-... o, que, sabedor como era de la erudición de D. Cosme, al que en este pueblo conoce y respeta todo el mundo, quiso “pegar oreja” para aumentar sus conocimientos acerca del Templo que él tiene el honor de regentar a esta fecha… “Y Don Dimas se incorpora, como queda dicho, justo cuando D. Cosme reanuda su prosa sapiente, aplicada a la majestuosa Parroquial de Manzanares, tras retornar desde la sacristía a su nave central y colocarnos los ya tres miembros de este grupo en el centro de su crucero… y dice, respetuoso con nuestro nuevo acompañante,.. “Como bien sabe D. Dimas, todo este crucero, el presbiterio, el altar mayor y el ábside, constituyen el magnífico resultado final de las obras de ampliación de esta iglesia parroquial, llevadas a cabo en los doce años que mediaron entre 1565 y 1577…. 



“Ciertamente, fueron años muy intensos, en que uno puede imaginar al maestro Egas, “el Miguel Angel” de esta Catedral, subido en los andamios, trabajando su noble piedra, y calculando con precisión y maestría: el tamaño, altura y configuración de los vanos altos de este crucero –nos los señala- para lograr ese efecto de “camino de luz” en el que estamos, y que es tan característico de esta Iglesia de la Asunción, entonces: "Iglesia de Nuestra Señora Santa María de Alta Gracia de Mançanares"…

“Quedó escrito, y es por ello que lo sabemos con certitud, lo que, literalmente, estipulaba ese proyecto….."la construcción de una nueva capilla o altar mayor, varias capillas laterales que se han de hazer junto a ella y que habian sido traçadas por maese Enrique"…. “Lo que nadie pudo prever fue el tremendo incendio acaecido en esta Iglesia el día del Corpus de 1571, que acabó con toda su cabecera…Algo que obligó a rediseñar todas las tareas que aquí llevaba a cabo el maestro Egas y sus colaboradores”…. “Muy posiblemente, el fuego se llevó para siempre la talla original de la Virgen de Altagracia y muchas más de las obras de arte que ya estaban integradas en el Templo, aunque se desconoce cuantas de ellas estaban almacenadas, mientras se trabajaba, lo que quizá salvó de la quema a algunas, pero esto, asevera D. Cosme, permanece en el arcano del tiempo y en la ignorancia de la historia”…


“Y, sigue D. Cosme…“Pero fuese como fuera, este magno proyecto, desarrollado en su totalidad, habría de concretarse en esta impresionante obra arquitectónica, terminada en el año de gracia de 1577, en la que se construyó un nuevo y mayor ábside, que quedó, a su finalización, tal cual lo tenemos ante nosotros, aunque, entonces, se acompañó de la construcción de una sacristía, a sus píes, que, nos dicen los escritos, se finalizó en 1580, y que ya no existe”… “También, entonces, se amplió bastante este tramo de la nave central y los brazos del transepto o crucero”…. “El proyecto incluía, además, el levantamiento de la cúpula central que lo corona, por encima justo de nuestras cabezas, y la construcción de una capilla o altar mayor, que tenemos enfrente, así como las dos capillas laterales que quedan, en este momento, a nuestra derecha y a nuestra izquierda….y, ese proyecto, también contenía el diseño y realización de las tallas que habrían de decorar la maravillosa fachada principal, que ya conocemos en detalle, con todos sus múltiples ornamentos y motivos arquitectónicos a estilo Plateresco”…
 

“Todas estas obras, dieron lugar finalmente, de ese modo, y como va dicho, a esta impresionante, nueva, y más grande Iglesia de Manzanares, la mayor de toda la Diócesis de la provincia”... “A su finalización, tenía una planta de cruz latina, de unos 1200 m2, conservando, en su interior, las bóvedas de crucería, los pilares y las formas ojivales de la antigua iglesia gótica, construida entre los años finales del siglo XV y 1521, fecha, esta última, de la solemne inauguración de la, entonces, nueva Iglesia Parroquial de Manzanares”.. “Destaca, por majestuosa y bien perfilada, esa gran nervadura de estilo gótico, que ustedes pueden observar recorriendo todo el templo de los pies a la cabecera… y en esa estructuración, característicamente tardogótica… se aprecia en muchos detalles ornamentales y arquitectónicos el nuevo lenguaje renacentista incorporado por Enrique Egas,.., por ejemplo, en los pilares que la sustentan”…

“Son pilares planos, a los que se adosa, en dos de sus frentes, medias columnas toscanas que asientan sobre un plinto curvo, lo que, sin duda, es asimilable a ese nueva forma de arquitectura”… “Todo ello se cubre por una bóveda de nervios curvos de forma estrellada y muy decorada, que realza la configuración del espacio inmediato a la capilla mayor, la cual, como pueden ver, -y, D. Cosme, sube el tono de su discurso con un verbo emocionado- se cubrió con esa impresionante “bóveda celestial” nervada de cinco elementos”,… “mientras que, para los brazos del crucero, el maestro Egas eligió y configuró las bóvedas de terceletes que tienen ustedes a la vista, encima de sus cabezas”…
“Y llega el momento sublime y más esperado, dice el Sr. Cosme con emoción contenida… vamos, ahora, a conocer al detalle el «Altar Mayor», la obra magna de esta parroquial, que proyectó Enrique Egas «el Mozo», para sustituir al que hubo antes del incendio de 1571… y ahí lo tienen… ahí tienen esa preciosa joya arquitectónica de esta Catedral de Manzanares… al final de donde alcanza su vista”,… “Y este ábside, quedó también bastante más alto y amplio que el primitivo y destruido en el incendio”…

”Avancemos, pues, dice D. Cosme, los pasos que nos quedan, hasta llegar donde poder apreciarlo con el máximo de los detalles...vamos a conocerlo a fondo”… “Y, ahora, avanzando esos pasos, y ya a la altura de la mesa del altar, estamos entrando en la “Capilla Sixtina” de la Catedral de Manzanares”… estamos ante su espléndido y magnífico Altar Mayor… y el reportero, queda abrumado extasiado y paralizado ante lo que contempla… ante las maravillas que tiene ya bien a la vista y que “fotografía” en su memoria visual para intentar redactar lo mejor posible sus detalles”… “y, el reportero, no sabe si predomina en su ánimo la admiración humana, ante la contemplación de esta obra de arte, o el influjo místico que generó en el entorno el maestro Enrique Egas… aunque, enseguida, entiende que lo que le ocurre, lo que le está sucediendo… es, una vez mas, esa mezcla extraña entre el puro análisis material de esta bella construcción, con la emoción que provoca en ese inmanente espíritu que todos llevamos dentro…y que, en lugares así, en sitios como este, se muestra en toda su capacidad”…”Aquí, quien está… y quien observa con atención lo que ve, manifiesta también, lo quiera, o no, una extraña sensación de simbiosis, entre lo terrenal y lo espiritual, que solo es posible sentir en sitios así de especiales”… Por eso, es que decimos,… y es verdad lo que decimos…que estamos, verdaderamente, en la “Capilla Sixtina” de la Catedral de Manzanares … “Y entonces, D. Cosme, hace salir, a Don Dimas y a mi, de ese letargo simbiótico maravilloso,.. que nos tenía entregados y absortos a la contemplación de esta magna obra”,… y dice: 

“El impresionante retablo que tienen ustedes ante sus ojos, es una de las obras más importantes en su género en toda España”, “Y este pueblo de Manzanares, tiene, además, el honor y el orgullo de que, dos paisanos suyos, los entalladores locales, hermanos Ruiz de Elvira, lo construyeran, siguiendo, fielmente, la idea del maestro Egas”… “y está conformado, como también pueden ver, por cuatro grandes lienzos, que fueron dibujados por el egregio artista italiano Bartolomé Carducho, y que rodean ese gran relieve policromado central, la joya más preciada de todo el conjunto, que representa la «Coronación y Asunción de Nuestra Señora», cuya talla resalta en el centro de ese impresionante relieve… y que, en esencia, es parecido al existente en piedra en el frontispicio de la fachada exterior”… 

“Y terminemos ya este relato, que vale la pena hacerlo en este “núcleo primordial” de la Catedral de Manzanares”,..“Y aquí lo acabamos ya… por que, aquí, nos quedamos los paseantes, un rato más, contemplando, simplemente, lo que tenemos delante, para volver a sentir, una vez más, esa maravillosa simbiosis de lo terrenal y lo espiritual como lo más esencial y magnífico de nuestra naturaleza humana”…


No hay comentarios:

Publicar un comentario