¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

sábado, 23 de abril de 2016

71). RELATOS PEDRO VILLARROEL. MANZANARES, 1912: ¿COMO Y POR QUE NACIMOS?

Los paseantes, tras conocer y admirar la magnífica Casa de La Tercia de Manzanares, tienen de nuevo a la vista la Plaza del Castillo, el sitio y lugar donde, precisamente, nació el “Lugar de Manzanares”…Y llegados allí… a este díscolo y curioso improvisador de nuevas historias, en el que este reportero se reconoce así mismo… y quizá contagiado por los mismos devaneos que tuvo ese manchego universal, llamado Alonso Quijano, da en proponer a su ilustre y erudito compañero de paseos, Don Cosme, que le hable ahora, y le fabule si es necesario, sobre como empezó todo…”¿Quién o quienes, imaginaron en sus magines la idea de empezar a crear en estos terrenos un Castillo, para dar lugar, al Lugar de Manzanares?..... ¿Cómo, cuando y por que, concretaron esa idea en este lugar, y dieron por nombrarle “Lugar de Manzanares”?

…Y entonces, D. Cosme, que nunca elude un reto, y mucho menos uno tan sugerente y atractivo, como con el que este cronista provocador ahora le tienta…, sonríe, socarronamente, y espeta al relatador lo siguiente…”bien largo me lo fiáis, amigo escribano”… “pero como me permite usted fabular lo que me de por terciar en el relato propuesto, pues vamos a ver que sale”… 


“Y así es como, D. Cosme, con ese brillo de ojos que caracterizan sus momentos cumbres, da comienzo a una perorata apasionada sobre lo antes convenido…sobre ¿Cómo empezó todo?.

“Pues vera usted, me dice D. Cosme, el origen de Manzanares, permanece y permanecerá confuso en la oscuridad de las historias poco escritas”...

”Puedo empezar diciéndole que, en un mapa musulmán de mediados del siglo XII, conocido como “mapa del Edrisi”, figura, en un punto del mismo, que puede corresponderse con el Lugar que ahora pisamos usted y yo, un topónimo que, con cierta reserva, puede transcribirse como Manzanares”… 

“Caminando este hipotético camino histórico-lingüístico, sigue Don Cosme, el citado topónimo podría ser una derivación de los vocablos árabes “Mansil” y “Nahar”, cuya traducción al lenguaje castellano, es “Caserío del río”… “Y aunque, desde luego, nadie está en condiciones de ratificar la hipótesis mencionada,… por lo sabido y relacionado en otros lugares de inicio similar pero mejor documentados,… esta primera idea… la existencia de un pequeño poblado, caserío o alquería, en las cercanías del río Azuer, durante la época de dominio musulmán de estas tierras manchegas, pudo ser, perfectamente, el antecedente que sirvió para el desarrollo del Lugar, ya entonces, calatravo de Manzanares”…”Y, sigue D. Cosme, como candidatos a ese sitio iniciático, como embrión de lo que habría de ser el futuro Lugar de Manzanares, los indicios que han llegado hasta nosotros apuntan, sobre todo, a dos sitios muy concretos: 

O bien, las ruinas y cuevas del llamado “Cerro del Moro” y las muy próximas del molino harinero de Santa Ana, junto al río Azuer, que posiblemente es el lugar que viene reconocido en algunas crónicas como “Argamasiella so la Membriella” o la “Argamasilla de Pilas Bonas”, y que, como usted ya sabe y conoce, está localizado a mitad de camino entre Manzanares y Membrilla”,..”O bien, y como otra segunda opción, que pudo ser concomitante con la primera, el paraje denominado Pozo del Ciervo”…
“En ambos lugares, que están situados en pequeñas elevaciones del terreno, conocidas como “motillas”, hubo asentamientos humanos desde épocas prehistóricas, existiendo en los dos enclaves, restos y yacimientos de tiempos neolíticos, iberos, romanos y musulmanes, indicando la sucesiva elección de esas motillas, por todas esas culturas, para el asentamiento, más o menos estable, de sus respectivos pueblos, en estas anchas y amplias tierras de La Mancha”… Por eso, en estas áreas se han encontrado, y aun pueden encontrarse, restos de alfarería, numerosos idolillos, monedas, vasijas cerámicas y diferentes metales, provenientes de todas esas culturas…y a fe que eligieron bien, sigue D. Cosme, pues son lugares ricos en agua, que permiten ver su derredor en varios kilómetros a la redonda”…. ”Lo más probable, por tanto –continua D. Cosme- es que, en los tiempos previos a la creación de Manzanares como Lugar, los núcleos de población existentes en esa zona, serían muy primitivos y elementales; a base de: chozas, chabolas, bombos y, sobre todo, cuevas”…”En terrenos tan amplios, de clima extremo y escaso arbolado, las cuevas eran un hábitat muy apropiado, pues, a la vez que aseguraban un fácil e inmediato cobijo a las poblaciones nómadas, habituales en aquel tiempo, podían servir de camuflaje en momentos de batallas y saqueo, para defenderse de los diferentes ataques y contraataques, de tropas moras o cristianas, en esas épocas previas a la batalla de las Navas de Tolosa, que cierra la historia de la reconquista de estas tierras manchegas”… 


Torreón e Moratalaz.

“De hecho, en toda esta gloriosa tierra manchega, enfatiza el Sr. Cosme, todavía son frecuentes el uso de cuevas como quinterías bien establecidas y, junto al Torreón de Moratalaz, a unos 6 kms de Manzanares, existen las ruinas de la famosa “cueva de Roquito”, de gran capacidad para albergar animales, granos y cosechas”… “Quizá, todas estas cuevas, sean, pues, el antecedente más remoto de nuestro pueblo, una reliquia arqueológica que sería aconsejable conservar para el futuro de su recuerdo histórico”… “Estas cuevas y hoquedades del terreno manchego, fueron, seguramente, y como va dicho, las viviendas naturales y sucesivas de la población indígena y autóctona de estas tierras, que nunca dejó de vivir en ellas, aún en las etapas más complicadas, peligrosas y difíciles de la reconquista,… y eso pudo ser así, por que, en realidad, esas gentes tenían algo de todas las sucesivas culturas que por allí habían transitado y vivido…. estas gentes, eran una maravillosa expresión de mestizaje intercultural,... mezcla de celtíberos, romanos, godos, árabes y africanos, que estaban perfectamente adaptados a las condiciones de aquella vida cambiante, y que eran capaces de adaptarse enseguida a cualquier nueva situación de dominio, por que, sin saberlo ni pretenderlo, eran ya parte de ellos”… “Y, en esa situación, más o menos así establecida, -continúa don Cosme-, y a mediados del siglo XII, tras la reconquista de Toledo por las tropas del Rey Alfonso VII de Castilla, se produce una circunstancia histórica que habría de ser decisiva para el nacimiento del Lugar de Manzanares y de muchos otros sitios de la región manchega de Calatrava”… “Y es que, amigo reportero, para defender la frontera sur de la dicha ciudad de Toledo, el rey Sancho III de Castilla (hijo de Alfonso VII) celebró cortes en Almazán y, en enero de 1158, hizo llamar a el abad Raimundo de Fitero, y le donó, a él, a su Monasterio de Fitero y a la Orden del Cister, ese enclave al sur de Toledo, la plaza de Calatrava la Vieja, para que le ayudasen a defenderla del moro, junto a los propios ejércitos del Reyno de Castilla”…. “Fray Raimundo fundó entonces una milicia cisterciense, y desde esas tierras norteñas de la ibérica península, se desplazó a Calatrava”,… “y, allí, fue protagonista de todas las luchas y batallas ulteriores entre cristianos y musulmanes en el susodicho sitio de Calatrava la Vieja, hasta la decisiva batalla de las Navas de Tolosa, en 1212, que supuso la definitiva reconquista cristiana del terreno manchego y, por ende, de todas esas extensas tierras Calatravas”….
Motilla del Azuer.

”Y, esas gentes cristianas y norteñas, provenientes de Fitero, vieron recompensado su esfuerzo y ayuda al Reyno de Castilla, con la Fundación por el susodicho Reyno, de la Real Orden Militar de Calatrava, que quedó, al tiempo, mandatada para tomar posesión y organizar la defensa e infraestructuras de las tierras recientemente cristianizadas por ellos”,… “Quedáronse, pues, aquí, en el sitio y lugar de Calatrava la Vieja, como nuevos dueños de esa tierra, dedicándose, en primera instancia, a repoblar sus extensos, baldíos y asolados espacios, para, de este modo, aumentar enseguida su mestizaje y riqueza con su sangre norteña… y empezar a imaginar nuevos Lugares donde asentarse de manera más estable”…

”Y unos de esos Lugares, así pensados e imaginados, amigo cronista, habría de concretarse en nuestro Lugar, el Lugar de Manzanares”…”Aprovechando, inicialmente, esa nebulosa de pequeños asentamientos dispersos que ya estaban aquí desde tiempos inmemoriales, estructurados como: cuevas, abrevaderos y descansaderos de pastores, o bien configurando pequeñas explotaciones agrícolas aisladas (almunias o acequias) de época islámica, en las áreas del “Cerro del Moro” y del “Pozo del Ciervo”…. y en otras, más alejadas, y vagamente dependientes del poblado de Moratalaz,… todas ellas en gran parte desestructurados y despobladas, desde su reciente conquista cristiana,… fueron reutilizados como “viviendas” provisionales por los primeros calatravos que, tras la batalla de las Navas de Tolosa, se asentaron aquí, con la idea de conformar un enclave propio de la Orden de Calatrava, en el límite de su Orden con las de Santiago y San Juan"…"Así se gestó, pues, la primera idea de Manzanares en las mentes de sus nuevo gobernantes calatravos, como un enclave fronterizo entre sus dominios y los de las Ordenes cristianas vecinas"... "Nacimos, pues, con la idea de asegurar una frontera, la de Calatrava, y, por eso, la primera concreción de nuestro Lugar de Manzanares, habría de ser una Fortaleza, el Castillo del que ahora solo puede usted ver esa su Torre del Homenaje, engullida entre casas…pero que fue punto inicial y centro vital del Lugar de Manzanares en sus dos primeros siglos de existencia”…
"Y, si, amigo cronista, así parece que fue, la primera idea de Manzanares como Lugar,... fue una idea defensiva, la idea de proteger una frontera, algo demasiado pueril y simple, para una población que, aunque asolada y desorganizada por la guerra y los continuos desplazamientos, siempre mantuvo un núcleo propio, … mestizo, intercultural, y muy rico en capacidad de entendimiento y adaptación a sus gentes y a su entorno"...
…"Y, esas gentes, mostraron enseguida, y como siempre suele suceder a lo largo de la historia y de las historias, una mayor perspectiva que su dirigencia, a la hora de explotar las posibilidades del naciente Lugar,… y supieron ponerlo en más valor, haciéndolo mucho más grande en tamaño y riqueza”…. “Al extremo que, sus nuevos dueños calatravos, “miopes” en su inicial perspectiva,… a la vista de la capacidad transformadora de los lugareños primigenios de Manzanares, en el transcurso de su primer siglo de existencia, diéronse cuenta, también, que el Lugar de Manzanares, por ellos constituido con la idea de ser un simple enclave fronterizo, estaba llamado a ser la más rica Encomienda de todas las de la Orden de Calatrava”….Pero aquí, quiero que termine el relato, amigo cronista, para que quede resaltado, precisamente eso…que de la idea de simple frontera, con que nació el Lugar, veamos en los siguientes relatos, como, por la acción emprendedora y brillante de sus gentes, se desarrolló y asentó el más glorioso, rico e histórico Lugar de toda la Calatrava Vieja….”El Lugar de Manzanares”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario