¿ Damos un paseito por Manzanares ?.

¡ Colombia hermana !.

¡ Colombia hermana !.
Conoce la 'Web' en MANZANARES, Caldas, Colombia y sigue la actualidad de nuestra ciudad hermana.

¡ Mientras ven el blog, pueden escuchar buena música y no he olvidado la Rosa del Azafrán !....

Loading...

¡ Bienvenido/a a este blog !.

¡ Bienvenido a este 'blog' !.
Todo cuanto vas a encontrar en él, es una muestra de cariño y admiración a un padre, MELCHOR DÍAZ-PINÉS PINÉS, uno de esos tantos padres del mundo que creen en la familia y luchan por ella, que aman a su tierra, que la trabajan y reivindican con constancia. Es posible que los manzanareños más jóvenes pudieran encontrar en el blog algunos hechos, sucesos, curiosidades, costumbres que ya han desaparecido, que quizás hayan escuchado de sus antecesores ó, simplemente, que no conocen y puedan resultarles de interés.

¡ Nada más, amigo/a !. Gracias por estar con nosotros, con su familia y su sempiterno recuerdo.

HERMANADAS.

HERMANADAS.

M A N Z A N A R E S, en La Mancha.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

12). RELATOS DE PEDRO VILLARROEL. MANZANARES, 1912, SUBIENDO LA "MADRE NUEVA"

… Ahora ya empezamos a tener claro lo de las “madres viejas” y las “madres nuevas”, pero el paseo solo ha hecho que comenzar….Y, antes de seguir nuestro camino, en esta preciosa mañana que nos regala Manzanares, y en la zona que queda entre el Tercer y Cuarto Recodo del río, en la proximidad de ese viejo molino de Santa Ana, el reportero y sus acompañantes, vuelven a fijarse y abstraerse, mientras observan, a cada paso que dan, una gran cantidad de restos cerámicos, con antigüedad de muchos siglos,… “los más antiguos de ellos, datan de las poblaciones ibéricas del neolítico”, según nos dice el Sr. Cosme, magnífico “ilustrador” de esta comitiva y del reportero que les cuenta todo esto… Don Cosme, no para de agacharse y recoger piedrecillas y restos, mientras habla y habla, con la precisión y la seguridad de quien conoce bien todas estas cosas de la Arqueología,… y nos sigue ilustrando de cómo.. “aquel trozo es de época romana o este otro de la musulmana”… y los que le escuchamos, vamos quedando cada vez más absortos según nos va contando….y es que, lo que nos pasa, en realidad, es que estamos “retrocediendo” con el pensamiento a los orígenes de la población humana de estas tierras…. 

”Si, prosigue el Sr Cosme, esos restos que allí están desperdigados, evocan la humanidad más antigua de este pueblo… tan antigua es, que, cuando tuvo lugar y espacio por allí, ni existía Manzanares, ni tan siquiera su idea como tal pueblo” …. “Algunos historiadores han situado aquí, en este paraje, a los primeros pobladores de lo que mucho tiempo después, se configuraría como Manzanares…. Y hacen coincidir estos terrenos con el “Argamasiella so la Membrilla” o “Argamasilla de Pilas Bonas”, como algunos otros definieron terrenos y poblaciones parecidas en este territorio, antes de la llegada al mismo de la Orden de Calatrava… Otros afirman que esos primeros “paisanos”, vivían y convivían en un altozano próximo, que se conoce como “Cerro del Moro”, donde incluso -sigue Don Cosme- ha habido poblamiento en unas cuevas excavadas en su falda, hasta los años sesenta del siglo pasado. Incluso, ahora, en las cuevas que oradan su estructura, “viven”, ocasionalmente y en ínfimas condiciones algunos desheredados de la fortuna, lo que tuvimos ocasión de comprobar cuando nos acercamos al lugar… Don Cosme, terminó su docta


exposición, informando que, “al final de este paseo, llegaremos, al
Torreón de Moratalaz, lugar con numerosos restos, parecidos a estos y que se disputa con ese “Cerro del Moro”, el origen de los tiempos manzagatos, aunque (apostilló) posiblemente son contemporáneos”…. 

Decidimos, ya, continuar el camino, siguiendo el curso de la “madre nueva”… pues nos proponemos recorrer y visitar los principales molinos hidráulicos del Azuer a su paso por Manzanares… y “la historía nos dice, afirma Don Cosme, que el ingenio y emprendimiento de alguna gente de este pueblo manchego, que se nos hace evidente en cada episodio que contamos, decidió hacer, con la anuencia y el beneplácito de la Orden de Calatrava que los gobernaba, y allá por los finales del Siglo XV, este encauzamiento artificial, que llamaron “madre nueva”, para reconducir el agua del Azuer a los mismos lindes de Manzanares”,…

facilitando así el riego de las huertas colindantes y después, al final del encauzamiento, aprovechar la energía hidraúlica para mover las piedras de unos molinos de río, colocados allí, antes que esa “madre nueva”, abocará de nuevo al río original o “madre vieja”….


Fue el ejemplo manzanareño de la explotación de todas las orillas en torno al río Azuer y al acuífero que subyace en buena parte de sus alrededores, utilizando tanto las derivaciones y acequias del mismo río como, sobre todo, las norias de cangilones movidas a partir de tracción animal; las producciones básicas fueron, desde entonces, las hortalizas, los frutales y especialmente el azafrán, del que se podían recolectar cuatro cosechas y media cada seis años…. 



Para el desarrollo de esta agricultura de regadío, nuestros antepasados manchegos construyeron esas “madres” a lo largo de toda la vega del Azuer, parece ser que la primera de ellas fue la situada entre el molino de Santa Ana, que es propio de Membrilla y el Puente de la Reina; la segunda entre este puente y el Puente de los Pobres, es decir la “madre vieja” o curso natural del río; la tercera es la “madre nueva” que alcanza el Calicanto, donde deja un desagüe, utilizado cuando el canal va muy crecido, para que desvíe y retorne aguas, desde el Calicanto a la “madre vieja”, tras alcanzar, paralelo al camino de Andalucia, el “puente de los pobres” ; existía, además, una “cuarta madre”, que recorría la vega del Azuer casi hasta la Casa del Conde, que iba dejando agua en las huertas adyacentes…

Cuando, desde el Puente de la Reina, hemos subido el camino paralelo a la “madre nueva” siguiendo el trayecto que termina en el Calicanto, tenemos el placer de contemplar la riqueza agrícola de las huertas próximas, nutridas de abundante agua por las múltiples salidas de la “madre nueva”… Llegados al Calicanto, Don Cosme, nos explica con minuciosidad el mecanismo de apertura y cierre de compuertas, para permitir que se rellene el aliviadero que conduce al Puente de los Pobres o, bien, hacer que todo el agua se continúe por el cauce adyacente al Paseo del Río y llegar así a los molinos…

Continuamos el curso de la “madre nueva”, atravesamos la zona del Parterre y llegamos a un puente, donde se suelen citar personas mayores del pueblo, para contemplar y conversar sobre el curso del agua, del tiempo y de la vida… A la derecha del mismo, según se sube por el Paseo, queda la calle de la cárcel, a cuyo final, atisbamos la silueta puntiaguda de la majestuosa Torre de la Iglesia de Manzanares…

El Sr Torres, callado como casi todos durante el paseo, ante la brillante elocuencia de Don Cosme, nos recuerda como, en este Paseo, se instaló el año pasado de 1911, y por primera vez, el Ferial de la Fiestas de Manzanares, para hacerlo coincidir con la inauguración del Gran Teatro… y que, desde ahora, las atracciones y los puestos siempre se instalaran allí, pues La Plaza se había quedado pequeña y, además, dos instalaciones primordiales de las fiestas, el Kiosko de la Música y la Plaza de Toros quedaban en un entorno cercano… 


El reportero deja volar su imaginación… "y piensa en lo que será en un futuro inmediato este Paseo durante las fiestas,… los puestos de turrón, chucherías, baratijas, berenjenas, Pim-Pam-Punes, Tómbolas, etc… apilados uno tras otro, hasta llegar a la Explanada donde se ubica el Kiosko, sitio idóneo para los Tío Vivos y otras atracciones de niños… Realmente un magnífico conjunto de fiesta que será envidiado en todo la provincia"…

Pero siguiendo con el objeto que nos trae hoy por aquí, el curso de la “madre nueva” cuando corre al lado del Paseo del Río, deja múltiples salidas de agua que nutren las huertas que van quedando a su izquierda, como las que constituyen la llamada “Isla verde”, luego ha de cruzar las vías del ferrocarril, y entonces da “vida” a los molinos y vuelve a conectar con la “madre vieja”, el río Azuer, en el comienzo del camino de Daimiel…

Pero de nuevo, Manzanares, con su riqueza en cosas y datos, nos obliga a terminar aquí esta crónica, dejando para la inmediata la explicación sobre el otro componente de esta economía agraria de rivera, estos molinos hidráulicos que funcionaron a pesar de la estacionalidad del caudal del río….



No hay comentarios:

Publicar un comentario